[Opinión] Profundizar el modelo económico con la mirada en los jóvenes

 

Willy Franz Acarapi Sullca

Profundizar el actual Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo no sólo será el reto planteado por el ministro Luis Arce Catacora, sino que también estará enfocado en garantizar el futuro de los jóvenes y las nuevas generaciones bolivianas.

“Vamos a dar la piedra fundamental para que las siguientes generaciones, los jóvenes, niños, tengan una Bolivia digna”, aseveró la autoridad al asumir su despacho en la cartera de Economía después de casi un año y medio de licencia, solicitada el 24 de junio de 2017, por problemas de salud y para recibir tratamiento médico especializado en Brasil.

Uno de los mayores logros que registró el país en los últimos 13 años (2006-2018) sin lugar a dudas fue el crecimiento económico, el cual lideró en Suramérica por seis años (2009, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018), cinco de forma consecutiva, lo cual consolidó a Bolivia como la mejor economía de la región.

La implementación del nuevo modelo permitió nacionalizar la cadena de hidrocarburos y gracias a esto mejorar los ingresos económicos a favor del Estado, que a su vez lo destinó en mayores inversiones en el sector productivo, infraestructura, vivienda, salud, educación, entre otros, y la redistribución equitativa de la riqueza mediante los bonos sociales: Renta Dignidad, Juancito Pinto y Juana Azurduy.

Según el ministro Arce Catacora, el actual modelo económico es virtuoso porque “piensa en las futuras generaciones, piensa en nuestros hijos, nietos, bisnietos (…) Busca fundamentalmente garantizar la vida de la gente joven”.

Un paso fundamental en los últimos 13 años fue que Bolivia ingresó a la era de la industrialización del gas con la planta de urea en Bulo Bulo, Cochabamba, y ahora avanza en el litio, en el salar de Uyuni, que dará lugar a la conformación de una nueva cadena industrial en el país con varios productos, entre ellos, las baterías y fertilizantes.