EEUU se retira del tratado de armas nucleares de medio y largo alcance

Foto: Archivo
Estados Unidos dispara un misil.

 

RT

EEUU suspenderá desde hoy sus obligaciones en el marco del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) y comenzará el proceso de retirada de este acuerdo, que se completará en seis meses, “a menos que Rusia vuelva a cumplir con sus normas y destruya todos los misiles, lanzadores y equipos asociados”, reza el comunicado del presidente Donald Trump que fue divulgado ayer.

El mandatario explicó su decisión por el supuesto hecho de que “durante demasiado tiempo, Rusia violó el tratado INF con impunidad, ya que desarrolló de forma encubierta y desplegó un sistema de misiles prohibidos que representa una amenaza directa para nuestros aliados y tropas en el extranjero”.

Según Trump, este paso está apoyado “plenamente por sus aliados de la OTAN”, que “comprenden la amenaza que representa la violación de Rusia y los riesgos para el control de armas que supone ignorar las violaciones de los tratados”.

Asimismo, el Presidente insistió en el documento que EEUU “se adhirió completamente al tratado INF durante más de 30 años”, pero no seguirá “limitado por sus términos, mientras que Rusia”, supuestamente, “tergiversa sus acciones”.

“No podemos ser el único país en el mundo vinculado unilateralmente por este tratado, o cualquier otro. Seguiremos adelante con el desarrollo de nuestras propias opciones de respuesta militar y trabajaremos con la OTAN y nuestros otros aliados y socios para negarle a Rusia cualquier ventaja militar derivada de su conducta ilegal”, subrayó Trump.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, comentó la decisión del mandatario estadounidense y subrayó que “Rusia tiene seis meses para salvar el tratado INF”. Además, Pompeo expresó su esperanza en que EEUU “convenza a la Federación de Rusia de que es beneficioso para ella volver a cumplir las normas del tratado INF”.

Al valorar la salida del país del norte, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, aseveró que el sueño más preciado de Washington es que Moscú se desarme y “destruya todo” su armamento.

Asimismo, esta diplomática hizo hincapié en que la retirada de EEUU del tratado INF forma parte de la estrategia de Washington para dejar de cumplir sus obligaciones en “una cantidad enorme de acuerdos internacionales”.

Por qué es peligroso

El Tratado firmado hace 30 años por la URSS y EEUU fue uno de los cimientos del moderno régimen de supervisión y control sobre la no proliferación de armas nucleares. Según el Kremlin, la salida de EEUU del pacto es una posibilidad preocupante que convertiría al mundo en un lugar más peligroso. 

A pesar de las acusaciones de EEUU, Rusia siempre se mostró dispuesta a continuar el diálogo para salvar el tratado INF. “Obviamente, el desguace de este tratado conllevaría las consecuencias más negativas para la estabilidad estratégica global”, aseveró el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Este paso de Washington pondrá en riesgo “toda la arquitectura del control de armas, que incluye el Tratado sobre armas estratégicas ofensivas, las perspectivas de un mayor desarme nuclear y la sostenibilidad del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares”, aseveró el Canciller ruso.