Maduro rechaza parcialización de Grupo de Contacto Internacional

Foto: AFP
El mandatario venezolano muestra la Constitución de su país.

 

AFP - Prensa Latina

E l presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó ayer la “parcialización” del Grupo de Contacto Internacional, que llamó a elecciones presidenciales libres en su declaración final de una reunión en Uruguay.

“Rechazamos la parcialización, la ideologización del documento del Grupo de Contacto, pero estoy listo y dispuesto a recibir a cualquier enviado” de ese bloque de países europeos y latinoamericanos, aseguró Maduro en rueda de prensa.

El Presidente socialista pidió a la representante de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, “escuchar la verdad de Venezuela” y no a la oposición, liderada por Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por unos 40 países.

“Le decimos a la Unión Europea y a Federica Mogherini siempre: ustedes no escuchan la verdad de Venezuela. Ustedes están sordos (…). Se han dejado llevar a posiciones extremistas. La UE está condenada al fracaso”, manifestó.

El Grupo de Contacto Internacional (CGI), integrado por países europeos y latinoamericanos, se reunió en Montevideo el jueves y pidió elecciones presidenciales libres.

Ocho países de la Unión Europea (UE) y tres de América Latina (Costa Rica, Ecuador y Uruguay) se comprometieron a trabajar para “establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble en el menor tiempo posible”, según la declaración final.

El documento no fue firmado por los otros dos participantes en la cita, Bolivia y México, que argumentaron no poder apoyar el llamamiento a elecciones por tratarse de un asunto de política interna.

El grupo también instó a “permitir la entrada urgente” de asistencia humanitaria, y resolvieron coordinar esa ayuda con ACNUR, la ONU, y enviar una misión técnica a Venezuela.

Sin embargo, Maduro suscribió los pasos definidos por el Mecanismo de Montevideo, propuesto por los gobiernos de México y de Uruguay, para abrir un camino al diálogo en el país sudamericano.

“Han definido un mecanismo diplomático para el diálogo respetuoso”, precisó el Jefe de Estado en rueda de prensa con medios nacionales y extranjeros desde el Palacio de Miraflores.

Maduro explicó que el documento incluye cuatro fases: diálogo, negociación, los compromisos y la implementación de los elementos establecidos en cualquier acuerdo.

Por otra parte, Maduro destacó que el Gobierno de Estados Unidos intenta constituir una oposición armada en el territorio nacional, tal como lo hicieron en Siria y Libia.

“Han tratado de articular grupos golpistas, pero afortunadamente tenemos capacidad de defensa a través de la inteligencia popular, la inteligencia estratégica, a través del poder de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, expresó el Presidente.

Argumentó que la política de agresión que se ensaya contra Venezuela es la misma que se aplicó para llevar a la destrucción de Libia y denunció que se pretende destruir países independientes con grandes recursos naturales al introducir una fuente de perturbación.