¿Por qué Venezuela es un objetivo geopolítico de EEUU?

Foto: STATISTA

 

Telesur

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció que el verdadero objetivo de imponer un nuevo gobierno por parte de Estados Unidos en la nación sudamericana es apropiarse de los recursos energéticos y minerales de su país.

“Tienen la ambición por el petróleo, el gas y el oro. Les decimos: ‘esas riquezas no son de ustedes, son del pueblo de Venezuela y así será para siempre’”, advirtió Nicolás Maduro en la capital venezolana.

SITUACIÓN DEL PETRÓLIO

De acuerdo con la CIA World Factbook, a partir del 1 de enero de 2017,  Venezuela tuvo la mayor estimación de reservas de petróleo probada de cualquier país, incluyendo Arabia Saudita.

Hasta noviembre de 2017, la nación sudamericana contaba con 300.878.033 barriles de reservas probadas, en la Faja Petrolífera del Orinoco “Hugo Chávez”.

Tras la toma de posesión de Nicolás Maduro para un segundo mandato, el gobierno de Donald Trump comenzó a considerar la expansión de sus sanciones al crudo venezolano para sumar presión contra el presidente constitucional.

Analistas petroleros han indicado que el objetivo, más allá de impedir la venta de petróleo a China, es asegurarse una fuente estable de crudo para atender el mercado estadounidense que va en aumento y que su actual producción no puede abastecer. El 16 de enero, el Departamento de Energía de EEUU reveló que las reservas bajaron en 2,7 millones de barriles, hasta los 437,1 millones.

En cuanto a las reservas de gas probadas, Venezuela contaba en 2017 con 198,3 billones de pies cúbicos, según el Ministerio de Petróleo.
Las nuevas reservas probadas se distribuyen en 2,3 billones de pies cúbicos de las áreas tradicionales de Maracaibo, Maturín, Barcelona, Cumaná y Barinas, y 718,7 billones que yacen en los bloques de la Faja Petrolífera.

Recursos mineros

Venezuela ha denunciado la campaña internacional impulsada por EEUU contra el Arco Minero, donde se concentran las reservas de oro, diamantes y otros minerales como el coltán.

La campaña contra el Arco Minero ha pretendido aumentar los niveles de asfixia económica de Venezuela al presentar el oro venezolano como producto del tráfico y la corrupción. 

En 2018, Venezuela avanzó en la certificación de más de 30 campos de oro en el país, con los cuales apuntó a establecerse “como la segunda reserva más grande de oro del planeta”.

Durante el pasado año y a pesar de las sanciones, la nación suramericana percibió un aumento del 200% en sus exportaciones no petroleras con relación a 2017, principalmente oro vendido a Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza, Estados Unidos, Reino Unido y Turquía.

EXPORTACIONES MILLONARIAS

En los primeros meses de 2018, Venezuela exportó 23,62 toneladas de oro a la nación euroasiática, valoradas en 900 millones de dólares.

Al representar una alternativa al petróleo y con una de las mayores reservas probadas de oro en el mundo, EEUU ha renovado su interés en apropiarse de este mineral y entorpecer el intercambio comercial que mantiene Venezuela con Rusia y Turquía en el Arco Minero.

Como lo denunció Nicolás Maduro, el real objetivo de Washington en Venezuela es apoderarse de los inmensos recursos naturales y minerales de la nación sudamericana.