YPFB abastece de combustible a dos regiones

 

Redacción central - Cambio / Edición Impresa ​

La estatal petrolera implementa desde el martes un plan de emergencia para abastecer con 3.600 garrafas de gas licuado de petróleo (GLP) y 80 mil litros de gasolina especial a Rurrenabaque y Caranavi, las regiones más afectadas por deslizamientos de plataformas y el desborde de ríos.

Este plan comprende la movilización de tres convoyes de camiones y cisternas que salieron simultáneamente desde Senkata (El Alto), Riberalta y Trinidad, ambos en el Beni, y demoraron varios días en llegar a sus destinos.

“El abastecimiento está garantizado, que la población tenga la certeza de que hay la disponibilidad de combustible pese a los desastres naturales”, señaló el gerente de Comercialización Corporativa, Cristhian Choque.

Agregó que en el resto del país  el abastecimiento de combustibles es normal, puesto que hay almacenadas garrafas con gas licuado, gasolina y diésel. “Tenemos la capacidad y los volúmenes suficientes para abastecer la demanda del mercado interno, que la población tenga la plena seguridad de que no faltarán combustibles”, afirmó.

Las fuertes precipitaciones pluviales registradas en días anteriores afectaron con mayor fuerza el norte de La Paz y parte del departamento del Beni.

Los convoyes hicieron escalas en varias regiones de los dos departamentos para abastecer de combustibles a los pobladores.