Goleando bajo la lluvia

Goles son amores

Ricardo Bajo H.

Columnista / Cambio Deportivo

Goleando bajo la lluvia

Introducción: The Strongest recibe a un Sport Boys en subida después de ganar a Oriente entre semana. Escobar practica con tres equipos diferentes, pensando en el torneo local, soñando con la Copa Libertadores del próximo miércoles en Asunción. El técnico stronguista descarta un equipo alterno, lo esencial es subir la moral, viajar con la ilusión intacta, como buen Tigre. Escobar forma con Vargas y Marvin de laterales; Marteli y Ortiz, como centrales; Wayar, Castro y Ramiro Vaca al medio; Cure-Blackburn-Cardozo, arriba. Los del ‘Gatito’ Leeb se plantan con dos líneas de cuatro para resistir la lluvia y la artillería gualdinegra en la Cañada del Siles.
Nudo: en 11 minutos el “score” indica 2-0, goles de Ramiro y Blackburn. Verticalidad, rapidez, toque de primera, asociación por adentro (Vaca y Castro están condenados a entenderse y maravillar) y desborde por banda (especialmente de Vargas con Cure por derecha) son los ingredientes de la receta “express”. A la media hora llega el tercero con el panameño escalando a lo más alto de la tabla de goleadores. La lluvia amaina, el Tigre también. Sport Boys reza por el pitido final.
Desenlace: la segunda parte es un mero trámite. La inercia trae una goleada placentera. ¿Lecciones? Muchas. Una: Wayar es el cinco del equipo y de la Selección. El chapaco no desentonó como lateral derecho contra los paraguayos, pero su lugar es otro. Dos: a la derecha de Wayar, el Tigre cuenta con dos hombres diferentes (Castro y Ramiro Vaca), es vital encontrar la forma para que jueguen juntos, filtrando pases, llegando al gol, cerca del área, no lejos. Tres: Reinoso es nueve. Cuatro: Cure sigue en su particular proceso de enamoramiento con la hinchada. Cinco: Estalin Alencastro es veloz y hace su primer gol. Seis: Escobar logra un objetivo anhelado, arco en cero. Hoy domingo, el gualdinegro viaja al Paraguay con la moral por los cielos, con la ilusión a prueba de balas. El sueño sigue intacto.