Asesino de familia boliviana en Brasil será deportado; podría ser condenado a 90 años de cárcel

Gustavo Santos Vargas Arias fue presentado ayer en la FELCC cruceña.
Foto: APG

 

José Guzmán/Cambio Digital

Gustavo Santos Vargas Arias, autor confeso de asesinar a una familia boliviana en Brasil, será deportado a Brasil en las próximas horas donde podría ser sentenciado a 90 años de cárcel.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó hoy que coordina con la Policía brasileña para realizar los trámites y deportar a Vargas Arias a ese país, donde se cometió el triple asesinato de Reynaldo Condori Sanizo (39 años), Irma Morante (38) y Gian Abner (8) —padre, madre e hijo—, cuyos cuerpos fueron hallados mutilados dentro de unas maletas en Sao Paulo (Brasil).

“Mediante Interpol estamos esperando que llegue la notificación con sello rojo para que sea deportado a ese país puesto que allá ocurrió el delito y allá es donde debe ser juzgado”, expresó en conferencia de prensa luego del acto de posesión del nuevo comandante departamental de la Policía paceña que se desarrolló en la Academia Nacional de Policías (Anapol).

Asimismo, la abogada de la familia asesinada, Patricia Vega, señaló que el acusado podría ser condenado hasta a 90 años de prisión en el país vecino.

“Al igual que en Bolivia, en Brasil la pena máxima es de 30 años, pero la diferencia es que allá él puede recibir una sentencia por cada uno de los asesinatos y estas penas se acumulan”, explicó según ABI.

Ayer Vargas Arias, autor de los crímenes ocurridos entre el 22 y 25 de diciembre del año pasado, fue detenido por la Policía en una vivienda de la villa Primero de Mayo, de la ciudad de Santa Cruz.