Uncía promueve el III Festival de la Qhonqhota, Kitari y Thalachi

Interpretación de la danza autóctona al ritmo de la qhonqhota en la Cancillería.
Foto: Carlos Barrios/Cambio

 

Cambio Digital

Autoridades municipales y pobladores de Uncía, localizado en el norte potosino, lanzaron hoy el III Festival de la Qhonqhota, Kitari y Thalachi que se realizará desde el 5 al 7 de marzo. La expresión cultural fue declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial de Bolivia en 2017.

La fiesta cultural se destaca por la interpretación de la qhonqhota, un instrumento de cuerda elaborado de madera. Su nombre tiene origen en la palabra quechua 'qhon' que significa rayo o rayo de la lluvia porque es parte los rituales ancestrales a la Pachamama en época de lluvia.

Es principalmente interpretada en el Norte de Potosí, como en los municipios de Uncía, Llallagua, Chayanta, Caripuyo, entre otros.

Esta mañana, la tercera versión fue presentada en el salón Tiwanaku de la Cancillería, conla participación del ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, —ambos potosinos— e invitados especiales, los embajadores de España, Costa Rica, El Salvador, Rusia, Corea y Argentina, quienes presenciaron el despliegue de la danza interpretada por los pobladores de la comunidad Cala Cala.

“La qhonqhota es un instrumento de revolución, de liberación, de armonía que nos ha acompañado para instaurar el Estado Plurinacional de Bolivia”, expresó el Mallku de la Federación de Ayllus del Norte de Potosí, Ramiro Cucho.

A su turno Borda manifestó: “Estamos felices y contentos de este evento. Antes de que el presidente Evo Morales llegara al gobierno, antes de que haya un proceso Constituyente, los gobiernos neoliberales querían invisibilizar a sectores históricamente sin derecho cómo eran los indígenas, a los originarios en Bolivia no los querían, querían acabar su cultura e identidad”, afirmó.

 “Potosí se ha caracterizado por ser cuna de artistas, pero también germen de nuestra cultura. El proceso de cambio y la Constitución declaran que Bolivia es un Estado pluricultural y plurinacional, no solo reconoce el carácter cultural de los pueblos indígenas, sino sus derechos”, enfatizó.