Beneficios para periodistas

Una de las profesiones más riesgosas, que permanentemente se enfrenta a grupos de poder vinculados a intereses políticos y económicos, es la del periodista, labor generalmente incomprendida y muy sacrificada, que pocas veces recibe el reconocimiento de la población para quien trabaja diariamente sin diferenciar entre fines de semana ni feriados de ningún tipo.
Ayer, en oportunidad de celebrarse el Día del Periodista Boliviano, el presidente Evo Morales y la Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (CTPB) acordaron en una reunión que la Ley del Seguro de Vida “Hermanos Peñasco Laime” debe estar vigente en 90 días para beneficiar a las familias de los colegas que perdieron la vida en el cumplimiento de su deber. Esa Ley fue promulgada el 10 de diciembre de 2012.
Asimismo, se acordó que el Estado garantizará la construcción de nuevas sedes sindicales para los trabajadores de la prensa en ciudades intermedias de todo el país y se otorgarán licencias de medios de comunicación a sindicatos y federaciones además de redistribuir la publicidad estatal para que llegue a los “medios de comunicación pequeños”.
Se firmó una carta de intenciones con los ministerios de Educación y de Comunicación para continuar con la certificación de competencias al sector, la otorgación de becas y lo más importante para la mayoría que el Estado aportará 70% de financiamiento en la construcción de viviendas solidarias para los afiliados a esa organización.
Todas estas medidas beneficiarán a uno de los sectores más humildes y sacrificados de la sociedad, que día a día cumple la labor de recoger información para permitir que todos y todas de manera consciente e informada tomemos las mejores decisiones para continuar nuestra vida en democracia.