Bolivia: Camino a la era de la industria petroquímica

Avances
Mariela Pinza, Sergio Martín Carrillo y Shirley Ampuero.
Desde el anuncio de la Nacionalización de los Hidrocarburos en el año 2006 por el Gobierno de Evo Morales, año tras año, la población boliviana espera con gran expectativa la promulgación de leyes sociales, laborales y/o económicas el Día del Trabajo.
Este año no fue la excepción. Se promulgaron siete decretos con los que se estableció incrementos salariales (mínimo nacional y a funcionarios públicos), algunas modificaciones en el sistema de exportaciones, importaciones y adquisiciones. Además anunció la inminente incursión de Bolivia en el campo de la Petroquímica, hecho que nos llamo la atención y sobre el que nos referiremos en este articulo.
En el Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020, como parte de la transformación de la Matriz Productiva se planteó, como una de sus misiones, la diversificación de la producción con la implementación de proyectos de industrialización en sectores estratégicos.
La transformación de la matriz productiva pretende, que a mediano plazo, Bolivia deje de ser un mero proveedor de materia prima de la Economía Mundo capitalista y que su producción tienda hacía una mayor industrialización. Una producción con mayor valor agregado permitirá a Bolivia aspirar a una inserción en el mercado internacional con menos desventajas.
Se considera como Sectores Estratégicos Creadores de Excedentes a la minería, hidrocarburos y la metalurgia. Es en estos Sectores Estratégicos en los que Bolivia se encuentra preparando un proyecto que cuenta con una de las mayores inversiones: la construcción de la primera planta petroquímica de plásticos, que requiere una inversión de 2.200 millones de dólares.
El presidente Evo Morales, en el marco de los festejos por el día del trabajador, presentó la licitación pública internacional para adjudicar la construcción de esta planta. El presidente anticipó “que hasta fin de año se firmará el contrato para iniciar las obras” y remarcó “que después de 190 años Bolivia empieza a dar valor agregado a sus recursos naturales (…). Ahora estamos pasando a la industrialización, eso nos da mucha esperanza a todos los bolivianos y a todas las bolivianas”. También agregó “la importancia y el éxito de la nacionalización (que) demuestra cuán importante es sentar soberanía sobre los recursos naturales”. Resaltando, también, que este tipo de política es parte del actual modelo económico en Bolivia.