140 años de injusticias, robo y abusos

Tras el fallo de la Corte de La Haya, Chile se regocijó al anunciar un “punto final” a la demanda marítima boliviana. Sin embargo, luego de 140 años de encierro geográfico, abusos, injusticias, engaños, chicanas jurídicas y usurpaciones por parte del país vecino, los bolivianos ratifican su derecho histórico de un acceso soberano al océano Pacífico.
Fue el excanciller Heraldo Muñoz quien dijo que la sentencia “es un punto final” al derecho boliviano, mientras que el presidente Sebastián Piñera, el 1 de octubre del pasado año, sostuvo que si nuestro país “insiste en ese camino de pretender por otras vías acceder a territorio, mar o soberanía chilena, no hay nada que conversar con Bolivia”.
Esta pretensión chilena parece desconocer la realidad y la historia de Bolivia que lleva en su ADN la memoria larga del mar cautivo, según la siguiente periodización: 
1.- Etapa ancestral.- La cultura Tiwanaku desarrolló en su período expansivo por lo menos siete asentamientos en el Valle de Azapa, en plena costa del Pacífico. El imperio incaico llegó en el sudoeste de sus dominios al desierto de Atacama. El pueblo aymara tuvo siempre interacción con la costa.
2. Etapa colonial.- En 1542 se constituyó el Virreinato del Perú, el cual se subdividía en Reales Audiencias, una de ellas fue la Real Audiencia de Charcas (actual Bolivia) creada por Cédula Real en 1559, que incluía al Distrito de Atacama y su costa.
3.- Etapa Republicana.- En 1825 Bolivia nació a la vida independiente con una costa de 400 kilómetros y un territorio de 120 mil km2. En 1829 se creó la provincia del Litoral y en 1867 se constituyó como departamento.
 4.- Invasión.- El 14 de febrero de 1879, Chile invadió Bolivia.
5.- La traición conservadora.- En 1904, la élite política amenazada por Chile firmó un tratado contra la voluntad del pueblo. 
6.- Intento multilateral.- Bolivia planteó su reclamo por el enclaustramiento ante la Conferencia de París de 1919 y en la Liga de las Naciones, entre 1920 y 1922. En respuesta, Chile expresó su voluntad de entrar en negociaciones. Esta actitud con miras a otorgar a Bolivia un acceso soberano al Pacífico se evidenció en varios momentos.
7.- Desvío arbitrario del Lauca.- En 1962, Chile desvió las aguas del Lauca, un río de curso sucesivo que llegaba a Bolivia, en perjuicio de la población y economía boliviana. 
 8. Silala.- Los manantiales del Silala nacen en nuestro país (94 ojos de agua), cantón Quetena Chico de la provincia Sud Lípez de Potosí. Una canalización artificial desvía las aguas a territorio chileno, desde 1908, de forma gratuita y arbitraria.   
9. Nuevo engaño.- Chile propuso a Bolivia el 19 de diciembre de 1975 la cesión de una costa marítima soberana (en el marco del llamado Abrazo de Charaña).
10.- Hito diplomático.- Durante la Asamblea de la OEA en 1979 se aprobó la Resolución 426 en la que se reconoció que el problema marítimo de Bolivia es un asunto de interés hemisférico permanente, recomendó a las partes que: “inicien negociaciones encaminadas a dar a Bolivia una conexión territorial libre y soberana con el Océano Pacífico”.
11.- Mercantilismo.- En el período de gobiernos neoliberales se priorizó lo comercial con Chile (ACE 22) y el derecho boliviano al mar ocupó espacios secundarios, pero estuvo presente. 
12.- Bolivia nació con mar.- Durante la gestión de Evo Morales se presentó la demanda marítima ante La Haya, instancia que si bien dijo que Chile no tiene la obligación de negociar con nuestro país, reconoció que Bolivia nació a la vida independiente, en 1825, con mar (con 400 km de costa). También indicó que el Tratado de 1904 no había resuelto todos los temas entre Bolivia y Chile, recordó ayer el vicepresidente Álvaro García Linera.
La autoridad dijo que la Corte exhortó al diálogo y añadió que “mientras haya bolivianos (...) siempre vamos a reclamar nuestro derecho a salir al mar”.
Por lo expresado, el derecho boliviano de volver al océano Pacífico está fuerte, latente e inclaudicable.