El encuentro de dos líderes

 

Las reuniones efectuadas ayer entre los presidentes de India, Ram Nath Kovind, y de Bolivia, Evo Morales, no fueron otras más de la agenda internacional bilateral, fueron los encuentros de dos líderes que salieron de la pobreza y que llevan a sus naciones por la senda del crecimiento económico y la disminución de las carencias extremas.

Estos acercamientos fueron el marco para la firma de ocho acuerdos de complementariedad en las áreas de medicina, tecnología espacial, cultura, minería, medio ambiente y comunicación, entre otros, a fin de promover el desarrollo económico y comercial.

Parte de estos convenios es el compromiso de India para otorgar al país un crédito concesional de $us 100 millones, monto que será destinado a la construcción de una industria farmacéutica para la lucha contra el cáncer, según indicó Morales.

Estos acuerdos permiten observar ciertas similitudes en las trayectorias de ambos líderes. 

-Por ejemplo, Ram Nath Kovind salió de la pobreza. Pertenece a la casta más baja y pobre de la India: los dalits o intocables (“paria e impura” y condenada a vivir en la pobreza extrema durante siglos). Nació en una choza de barro, que finalmente se derrumbó. Tenía solo cinco años cuando su madre murió por quemaduras pues su vivienda de paja se incendió. Debía caminar cada día ocho kilómetros de distancia para asistir a la escuela secundaria.

Los dalits o intocables son los últimos del escalafón social y no forman parte de ninguna casta (Brahmanes, Kshatriyas, Vaishya y Sudra), sino que se encuentran por debajo de todas. Su misión es encargarse del recojo de residuos y heces humanas, y de animales, limpieza de calles y todas aquellas tareas a las que se niegan las otras castas.

El sistema de castas desapareció formalmente en 1950: la igualdad de todos los ciudadanos está consagrada en la Constitución. Sin embargo, esta tradición se mantiene en muchos sectores, según la agencia Sputnik. 

-En el caso de Evo Morales, nació en la comunidad Isallavi, del cantón Orinoca, en Oruro. Fue pastor de llamas. “En Isallavi vivíamos en una casita de adobe y techo de paja. Era pequeña: no más de tres por cuatro metros. Nos servía como dormitorio, cocina, comedor y prácticamente de todo (...) Vivíamos en la pobreza como todos los comunarios”, rememoró el Presidente boliviano, citado por el portal www.ecured.cu. 

A los 12 años, Evo salió, junto a su padre y un rebaño de llamas, a una caminata de un mes desde Oruro hasta Cochabamba. En su recorrido vio que desde las flotas la gente arrojaba cáscaras de naranja o plátano. “Yo recogía esas cáscaras para comer. Desde entonces, una de mis aspiraciones mayores era viajar en alguno de esos buses (...)”, relató Morales. 

-Otra similitud entre los mandatarios de Bolivia e India, además de su origen situado en la pobreza, es que dirigen países que recorren la senda del crecimiento económico. 

Nath Kovind representa a India, un gigante que tiene un crecimiento económico extraordinario de más del 7,4%.
En el caso boliviano, Morales dirige un país que es líder regional en crecimiento económico. La economía boliviana registró un promedio de expansión de 4,9% entre 2006 y 2017.

-Otra semejanza entre las gestiones del Jefe de Estado de la India y el de Bolivia es la disminución de la pobreza.
India mejoró en su combate a la indigencia y pasó de 175,7 millones de personas pobres en 2015 a 96,7 millones en 2018, según el periódico español El País, que cita un informe del BM. 

En el caso boliviano, la nacionalización de los hidrocarburos y el modelo aplicado lograron rebajar la pobreza extrema del 38% al 15%, explicó ayer Morales, quien añadió que en los siguientes años se buscará que esta carencia disminuya a menos del 5% gracias a la aplicación de la Agenda del Bicentenario. 

En todo caso, la visita de Ram Nath Kovind puede ser considerada histórica y beneficiosa para Bolivia, ya que “tenemos muchas coincidencias con India”, resumió ayer el Presidente boliviano al término de un encuentro con empresarios de ambos países.