El 70% de importaciones van al desarrollo industrial del país

Foto: Archivo
La Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco, en Tarija.

 

Freddy Grover Choque C. / Cambio - Edición Impresa

El 70% de las importaciones que realiza Bolivia corresponden a bienes de capital (equipos, maquinaria e insumos) que van dirigidos a consolidar y fortalecer el proceso de industrialización del país, informó el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco.

“Nuestras importaciones alcanzan a $us 11.000 millones, básicamente el 70% está dirigido a la compra de bienes de capital, debido a las industrias que se edificaron y se construyen en el país, en las áreas de hidrocarburos, energía, agricultira, transformación de los recursos naturales, entre otros”, detalló la autoridad a Cambio.

El restante 30%, indicó, corresponde a bienes de consumo, que se explica “fundamentalmente” por el buen momento económico que vive Bolivia, que en los últimos 13 años llevó a más de 3 millones de personas a salir de la pobreza, y eso se traduce en un mayor consumo de productos y adquisición de bienes. “La gente tiene ahora mayores ingresos económicos y eso se traduce en la compra de más productos”, dijo.
Según un reporte del Ministerio de Economía, entre enero y febrero se registró un déficit comercial de $us 373 millones, resultado de las exportaciones ($us 1.315 millones) e importaciones ($us 1.688 millones). De este último, el 77% estuvo compuesto por bienes de capital, materias primas y productos intermedios (maquinaria e insumos) que son utilizados en la diversificación del aparato productivo boliviano. 

De acuerdo con el informe, entre las importaciones en estos dos meses figuran turbinas de vapor y gas utilizadas para ampliar las centrales termoeléctricas del país; equipos y maquinaria médica, en el marco del Plan Hospitales para Bolivia; material de transporte y tracción para la agricultura (tractores, cosechadoras, abonadoras, equipos de riego, entre otros); barras de hierro para la construcción; insecticidas y raticidas empleados en la producción agropecuaria; y vehículos para el transporte de 10 o más personas.

Exportaciones 

Según el Viceministro de Comercio Exterior e Integración, en 2018, el Estado boliviano registró en valor de exportaciones más de $us 10.000 millones, concentradas en productos tradicionales y no tradicionales, hidrocarburos, minerales, soya, entre otros.

“En 13 años hemos logrado consolidar una diversificación sin precedentes en nuestras exportaciones; de exportar menos de $us 3.000 millones en 2005 a más de $us 10.000 millones en 2018, es decir, hemos triplicado nuestras exportaciones”, destacó la autoridad.

En productos no tradicionales, la autoridad resaltó que en 2018 se lograron ventas por $us 1.828 millones, vale decir, 18% del total exportado ($us 10.000 millones). “Hubo un crecimiento del 3% con relación a 2017, cuando se llegó a $us 1.569 millones”.

Afirmó que en materia de alimentos, Bolivia es el primer exportador de almendras en el mundo y aceite de limón, un nuevo producto que ingresó al mercado nacional y mundial. A estos se suman la soya, carne, quinua, sésamo, chía, además de otros.

En la manufactura destacan la madera, prendas de vestir de llama y alpaca. “El desafío es continuar abriendo mercados para nuestros productos”, ponderó Blanco. 

Según los datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), el valor de las exportaciones bolivianas habría crecido en 9% en 2018.

La venta de los productos tradicionales —como hidrocarburos y minería— representaron el 80% del monto exportado, ya que experimentaron un aumento del 8% en valor y un descenso de 8% en volumen. Las exportaciones de gas natural y otros similares llegaron a $us 3.140 millones y los minerales a $us 3.998 millones.

Mientras que los productos no tradicionales se incrementaron tanto en valor como en volumen, 16% y 15%, respectivamente, con relación a 2017. “El año pasado, Bolivia exportó más de $us 1.825 millones en soya y derivados, $us 803 millones en castaña, $us 221 millones en joyería, $us 80 millones en quinua, $us 51 millones en madera, $us 33 millones en banano y $us 51 millones en girasol y derivados”, puntualizó el IBCE en un boletín institucional.

También se exportaron más de  $us 24 millones en productos de cuero, $us 26 millones en azúcar, $us 13 millones en leche, $us 10 millones en palmito, $us 13 millones en frijol, $us 9 millones en café, $us 8 millones en confecciones y textiles, $us 2 millones en cacao y $us 367 millones en otros artículos no tradicionales.

Manufactura 

Entre enero y febrero de 2019, las exportaciones manufactureras alcanzaron a $us 469 millones, 5,6% por encima de lo registrado en similar período de 2018. Las ventas del sector concentraron el 36,3% del valor comercializado en el primer bimestre, destaca un reporte del Ministerio de Economía.

Las venta de soya y sus derivados sumó $us 99 millones, y Colombia, Perú y Ecuador son los principales mercados.

Las exportaciones de girasol y sus derivados, alcohol etílico y urea granulada, productos que inciden positivamente en el resultado de las exportaciones del sector manufacturero, sumaron $us 11 millones, $us 8 millones y $us 3 millones, respectivamente.

Exportación agropecuaria 

A febrero de 2019, las exportaciones de productos agropecuarios continuaron registrando variaciones positivas, alcanzando los $us 52 millones por el envío de 46 mil toneladas, precisa el Ministerio de Economía. El informe resalta el desempeño positivo de la quinua, producto que contribuyó con 9,4% al incremento en el valor de ventas del sector.

La quinua boliviana se comercializa a 27 países, de los cuales Estados Unidos es el mayor comprador, que concentró el 41,7% de las ventas externas, seguido de Francia con 14,1% y Alemania con 9,6%, entre los principales. Por otra parte, según el departamento de origen, Oruro participó con 80,6%, Potosí con 15,7% y La Paz con 3,7%.