El Rojo dio lucha, pero Boca logró una goleada

Carlos Tevez, de Boca, trata de superar la marca de Ramiro Ballivián, de Wilstermann, ayer en la Bombonera.
AFP

BUENOS AIRES / AFP 
El argentino Boca Juniors se impuso al boliviano Wilstermann por 4-0, en partido de la cuarta fecha del Grupo G de la Copa Libertadores 2019 jugado anoche en el estadio La Bombonera, en Buenos Aires, bajo una intensa lluvia.
Emmanuel Reynoso (35), Darío Benedetto (61, de penal), Mauro Zárate (84) y Alex Silva (90+3, en contra) anotaron los goles para el triunfo del actual subcampeón de la Copa, mientras que Arnaldo Giménez, portero de ‘Wilster’, le atajó otro penal previo a Benedetto (31).
En una noche bajo el agua, Boca intentó ahogar a un Wilstermann que se veía acorralado con las arremetidas de Villa y Buffarini por el carril derecho.
De a poco intentó salir Wilstermann, apoyado en la claridad y el empuje de Cristhian ‘Pochi’ Chávez, por lejos el mejor jugador del Aviador, jugando a sus anchas en la cancha donde comenzó su carrera como futbolista.
Casi sorprende Serginho con un remate desde ángulo cerrado que rozó el primer palo, y por un rato Wilstermann consiguió frenar e incomodar a Boca, con anticipos en la marca y juego intenso para cortarle el ataque, aunque el cotejo se hizo ordinario y desprolijo.
El rojo tuvo su mejor chance de anotar a través de Chávez, fue cuando el cotejo estaba 1-0, en ese momento tuvo el empate en un tiro libre notable al ángulo izquierdo, pero el arquero Andrada descolgó el balón como pudo, Serginho tomó el rebote y Emmanuel Mas despejó sobre la línea de sentencia.
Después Boca Juniors fue superior y alcanzó una goleada.