Cubanos hacen milagros en Argelia con una misión de esperanza

Foto: Prensa Latina
Un médico revisa el ojo de una persona de la tercera edad.

 

Ulises Canales López/ Prensa Latina 

Datos estadísticos a los que tuvo acceso Prensa Latina refieren que en el año fiscal por concluir (mayo de 2018 a abril de 2019) los 91 trabajadores cubanos del Establecimiento Hospitalario Oftalmológico (EHO) Amistad Cuba-Argelia multiplicaron esperanza entre miles de argelinos.

Feitas Ben Lakehal, director gerente del EHO, destacó que la institución tiene entre sus atractivos la atención de cualquier urgencia porque trabaja 24 horas con un sistema de guardia que involucra a un directivo, un médico, una enfermera, un traductor y un cirujano.

La ubicación del hospital, en el centro del país, también facilita el acceso de pacientes desde diversas regiones, pero lo más importante es que cuenta con todas las especialidades, lo cual no ocurre en muchos centros hospitalarios de la nación, incluidos los otros tres en los que laboran cubanos.

Y resulta innegable la calidad de médicos y enfermeras, estas últimas con un rol fundamental en el período pre, trans y postoperatorio, y en salas de hospitalización.

“El personal cubano no le da de alta rápido a cualquier paciente, tiene que estar bien seguro de que mejoró y no corre peligro”, observó como un rasgo distintivo.

Con 33 médicos, 42 enfermeras y 10 optometristas, el EHO presta un servicio que por momentos parece una cadena productiva en la que todos sus eslabones —consultas, medios diagnósticos, preparación para cirugías y atención postoperatoria— tienen ciclos y roles inalterables.

Ello permitió tal cantidad de consultas externas en los últimos 12 meses, sobre todo las 30.997 de cataratas, 29.684 de oftalmología general y 21.681 de medicina interna y anestesia, entre otras, así como 137.060 medios diagnósticos (ultrasonidos oculares, topografía corneal y otros).

De un plan de 8.000 operaciones mayores (por grado de complejidad) y 16 mil menores, se hicieron 13.588 y 18.296, en cada caso, mientras entre las intervenciones en el salón predominaron en orden descendente las de catarata, retina, glaucoma, oculoplastia cornea y pediatría.

LOS PROTAGONISTAS 

La doctora Elba Luisa, especialista en laboratorio clínico, y las licenciadas Aimée Leyva (bioanálisis) y Dunia Salazar (laboratorista) se apoyan en modernos equipamientos para realizar exámenes de toda la química sanguínea como parte del trabajo previo a la operación de los pacientes.

Antes de llegar al salón de operaciones, los pacientes son diagnosticados por oftalmólogos generales que determinan las subespecialidades por las que deberán pasar, según la patología, y si ameritan intervención quirúrgica son remitidos a la línea preoperatoria para el criterio de los clínicos.

En el campo de la optometría se desempeñan las licenciadas Maylín Mora y Maylín Padilla, mientras en la oftalmología general destacan los doctores Mario León Leal, Yunet Serrano, Daniel Castelo Andino y Yuniesky León, y en paralelo la especialista en retina Caridad Chiang da tratamiento láser para edema macular a pacientes diabéticos y glaucomatosos.

“Ahora son 22 oftalmólogos”, destacó a Prensa Latina el doctor Raúl Socarrás, vicedirector técnico del hospital y coordinador de asistencia médica, al definir 2019 como “un año histórico, el mejor de los nueve que ya cumple el convenio entre los gobiernos de Cuba y Argelia”. El centro posee un bloque para intervenciones quirúrgicas con cinco salones y siete posiciones para tratar casos de retina, pediatría, glaucoma, catarata, córnea, oculoplastia y las urgencias.

Aun así, el reto es grande si se tiene en cuenta el convenio por  cumplir, pese a la proximidad del Ramadán, el mes de ayuno en el que disminuye sobremanera la actividad laboral en los países de mayoría musulmana como Argelia, y de situaciones laborales ligadas a la coyuntura política del país.

Según directivos cubanos, hay que realizar 142 mil prestaciones, de ellas 118 mil consultas y medios diagnósticos, 8.000 cirugías de mayor complejidad y 16 mil de carácter menor. Actualmente hay planificadas un promedio de 60 a 70 intervenciones quirúrgicas por día.

También hay gran demanda para tratar la catarata pediátrica congénita y la traumática, que se da muchas veces por accidentes con lápices, tijeras, espadas de juguete, maltratos y otras situaciones en hogares y escuelas.

En el vasto engranaje que prestigia al EHO Amistad Cuba-Argelia participan cuatro ‘cataratólogos’ —una de ellos es Yudeisy González— que tienen alrededor de 7.000 pacientes en lista de espera y 3.000 en ‘lista quirúrgica’ para someterse a intervenciones dentro de seis meses.

Asimismo, interactúan las doctoras Edelmys de los Ángeles Estrada, coordinadora de la consulta externa en el hospital; Ceylan Carballo y la enfermera Fidelina Rodríguez, especializadas en córnea refractiva.

Junto a los optometristas Yoandry Herrera y Lourdes García trabajan los doctores José Antonio Estrada (cataratólogo) y Álvaro Altuna (neuroftalmólogo), quienes como sus demás colegas crecen cada día de forma coordinada para lidiar con las costumbres nacionales y superar la barrera idiomática con sus pacientes.