Catalogan 96 obras artísticas en la Escuela Ayllu de Warisata

Una de las 22 pinturas murales resguardadas en el edificio histórico de la comunidad de Achacachi.
Foto: Ministerio de Culturas.

 

Reynaldo González/Cambio - Edición impresa

Con el objetivo de prevenir el tráfico ilícito de bienes culturales, la Dirección de Patrimonio Inmaterial del Ministerio de Culturas y Turismo (MCyT) realizó un primer inventario de los bienes histórico-artísticos de la Escuela de Warisata.

El registro fue realizado por expertos de la institución cultural en 2017 y 2019, y ofrece datos relativos a las características principales de 96 bienes de acuerdo con estándares especializados internacionales. Según información oficial provista por la institución, entre estas obras se consignaron 22 pinturas murales, 25 dibujos, 10 tejidos, 9 esculturas y otros.

Nombres de reconocidos artistas bolivianos y extranjeros de mediados del siglo XX como Mario Alejandro Illanes, Mariano Fuentes Lira, Mario López Lomba y Fausto Aoiz figuran entre los autores de las obras.

Según explicó la jefa de la Unidad de Patrimonio Inmaterial del MCyT, Carmen Beatriz Loza, cada trabajo catalogado cuenta ahora con una ficha técnica, que es “como un carnet de identidad” con el que se busca resguardarla.

La labor se efectuó, puntualiza la historiadora e investigadora, a petición de las autoridades de la hoy Escuela Superior de Formación de Maestros de Warisata y en cumplimiento de la Ley 530 del Patrimonio Cultural de Bolivia.

“El objetivo es dotar a Warisata de un instrumento institucional que les sirva a futuro. Se trata de un proceso técnico, pero también social”, explicó sobre el proyecto, que busca que los comunarios del lugar y los aproximadamente 800 alumnos la Escuela “se apropien de su patrimonio cultural”.

Para ello, el MCyT y la institución educativa han organizado para mañana un acto especial en el que se hará entrega del registro y se explicará la importancia del legado cultural de la Escuela Ayllu, fundada el 2 de agosto de 1931 por Elizardo Pérez y Avelino Siñani en el municipio paceño de Achacachi (provincia Omasuyos).

“Les vamos a explicar que ellos son los guardianes de las obras, que cuidarlas es responsabilidad de todos”, adelantó Loza. Para la historiadora, en adelante corresponderá a las autoridades y los comunarios del lugar el resguardo de los 96 bienes culturales catalogados, cada uno de gran valor histórico y artístico.

“Todos los bienes tienen un valor. Es imposible decir este es el mejor o el más importante. Todos han tenido su momento, son diferentes técnicas, diferentes visiones (...). Lo que sí rescataría es que hay obras que no son de factura únicamente de los artistas, sino que fueron elaboradas por los propios indígenas”, manifestó.

Sobre la conservación de las obras, Loza aseguró que la mayor parte de ellas se encuentran en buen estado, aunque en los últimos dos años algunos murales han sufrido rayones.

Además de la presentación del catálogo, mañana se realizará —en presencia de la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca— la entrega a la Escuela, en calidad de custodia, del cuadro El nacimiento de Warisata (1947) de Carlos Salazar Mostajo.

“Ver el cuadro es ver nuestra historia. (La entrega en custodia) es un compromiso que deriva de nuestra propia Constitución Política del Estado, que tiene el espíritu del Estado Plurinacional de Bolivia de democratizar el arte, el conocimiento y la cultura en general”, precisó Alanoca el viernes en un acto en La Paz que contó con la presencia de autoridades de Warisata.