Easba duplica en La Paz rendimiento de caña en relación con Santa Cruz

Foto: Freddy Zarco
Cosecha de caña en el municipio paceño.

 

Maribel Condori Monrroy / Cambio - Edición Impresa

Las parcelas de producción de caña de la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), en el norte de La Paz, alcanzan un rendimiento de hasta 80 toneladas (t) por hectárea (ha), mayor a lo registrado en los cultivos de Santa Cruz, que llegan a 42 t por ha. 

El gerente general de Easba, Ramiro Lizondo, informó a Cambio que actualmente la estatal cuenta con 3.600 ha de caña para producir azúcar y derivados. De esa superficie, 1.300 ha son aportes de 134 familias rurales de la región de San Buenaventura.

 
Señaló que la estatal aumenta cada año sus volúmenes de producción de manera gradual gracias a los altos rendimientos que obtiene en la superficie cultivable y las variedades que utiliza. 

“En el departamento de Santa Cruz, el promedio nacional en rendimiento de caña es de 42 toneladas por hectárea (…) En el caso nuestro (en la región de San Buenaventura) estamos entre 70 y 80 toneladas por hectárea”, dijo Lizondo.

Con la finalidad de incrementar esos volúmenes de rendimiento de la materia prima para la producción de azúcar, Easba obtuvo hasta 140 toneladas por hectárea de sus parcelas experimentales, en las que introdujo clones de variedades extraídas de Argentina y Brasil, añadió el gerente general de la firma.  

En ese contexto, señaló que entre 2011 y 2012, la empresa obtuvo siete variedades de caña de Santa Cruz y Bermejo (Tarija) para probar cómo se adaptan en el norte de La Paz. De esa cantidad, tres se adecuaron de manera extraordinaria, resaltó Lizondo. 

“Tener tres variedades es insuficiente, por eso estamos adaptando clones. En tres o cuatro años más ya tendremos nuestras propias variedades adaptadas a las condiciones de San Buenaventura y eso nos permitirá tener mayor seguridad en la materia prima”, añadió.

 
Easba apoya a los agricultores y trabajadores de San Buenaventura con asistencia técnica, talleres y capacitaciones en coordinación con el Centro Nacional de la Caña (Cenaca), dependiente del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), según Lizondo.