Brasil confirma que seguirá comprando gas boliviano

Foto: Gonzalo Jallasi
El embajador de brasil en Bolivia, Octávio Henrique Dias Garcia Côrtes.

 

Franz Acarapi Sullca / Cambio - Edición Impresa

El embajador de Brasil, Octávio Henrique Dias Garcia Côrtes, informó a Cambio que su país continuará comprando el gas natural boliviano en los próximos años, ya que otras empresas, al margen de Petrobras, están interesadas en la adquisición.

El diplomático brasileño recordó que este año concluirá la vigencia del acuerdo contractual de compraventa de gas suscrito entre las empresas Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Petróleo Brasileiro SA (Petrobras), aunque remarcó que existen disposiciones de carácter técnico que pueden aplazar por unos dos años la finalización del convenio.  

En enero, el presidente de YPFB, Óscar Barriga, explicó que el contrato establece que todos los volúmenes de gas que Petrobras no haya pedido en 20 años deberán ser entregados a partir de 2020, lo que significa que se tendrá una extensión del acuerdo hasta 2022 ó 2023, medida que dependerá del régimen de retiro que demande el país vecino.

Detalló que si Brasil demanda un volumen de 31 millones  de metros cubicos por día (MMmcd) de gas natural a Bolivia, ese tiempo se acortará, o si pide 24 MMmcd, que es el promedio solicitado, el período se alargaría hasta 2023.

Empresas brasileñas 

El embajador Octávio Henrique D. G. Côrtes indicó que en la actualidad, ambas firmas estatales (YPFB y Petrobras) trabajan en los detalles técnicos del contrato. Sin embargo, señaló que existen otras firmas brasileñas interesadas en comprar el gas boliviano.

“Nosotros tenemos una creciente producción de gas con el Presal (reservorio de hidrocarburos) en Brasil, pero seguiremos, por supuesto, comprando gas de Bolivia, y el papel de los gobiernos en este momento es hacer que las compañías continúen negociando y llamando a otras empresas para participar en este mercado, que es importante”, declaró la autoridad.

En marzo, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, reveló que Bolivia negocia 10 acuerdos comerciales con empresas privadas en Brasil para la venta de hasta 30 MMmcd de gas como resultado de la alta producción y potencialidad gasífera que tiene el país, además de sus reservas y la competitividad de los precios en el mercado internacional.

Según Sánchez, estas cualidades hacen que “empresas privadas extranjeras” giren su atención “hacia Bolivia para tenerla como proveedora de gas que abastezca los proyectos que estas llevan adelante”.

En esa línea, el Gobierno negocia acuerdos comerciales con Shell Brasil, por 4 MMmcd a partir de 2019; Ambar, por 2,2 MMmcd desde este año; MS Gas, por 1 a 1,5 MMmcd en 2020; Shell Brasil, por 10 MMmcd en 2022; Acron de Rusia, por 2,2 a 4 MMmcd a partir de 2022; Termo Fronteira, por 1,2 a 2,5 MMmcd desde 2025; además existe una licitación de 10 MMmcd para cinco estados de Brasil (Mato Grosso do Sul, Parana, Sao Paulo, Santa Catalina y Río Grande do Sul).

El embajador de Brasil remarcó que la relación bilateral en materia de hidrocarburos fue “benéfica” para ambos países, tanto para Bolivia, que incrementó su producción, como para Brasil, que tiene un mercado que está en constante crecimiento.

Gobierno proyecta duplicar reservas hasta 2025

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, declaró el 25 de marzo que hasta 2025 se prevé duplicar las reservas probadas de gas natural de 10,7 a 20 trillones de pies cúbicos (TCF, por su sigla en inglés) debido a que están en desarrollo varios proyectos de exploración y perforación de pozos. La autoridad apuntó que las actuales reservas de gas natural (10,7 TCF), certificadas en 2018 por la canadiense Sproule, abastecen la demanda interna y garantizan los contratos de exportación a Brasil y Argentina por al menos 14 años.