El expresidente Alan García se suicidó antes de ser detenido

El exmandatario peruano en una de sus últimas apariciones en público.
Foto: Andina

 

Agencias - Edición Impresa

El expresidente peruano Alan García murió ayer en la mañana en un hospital de Lima mientras era operado por un disparo en la cabeza que se dio cuando iba a ser detenido por orden judicial por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht. El anuncio lo hizo en primer lugar el secretario personal de García, Ricardo Pinedo, a los medios que esperaban en los exteriores del hospital.

Casi de inmediato fue confirmado por el presidente Vizcarra en su cuenta oficial en Twitter.

“Consternado por el fallecimiento del expresidente Alan García. Envío mis condolencias a su familia y seres queridos”, señaló Vizcarra.
Alan García murió a los 69 años de edad luego de haberse disparado en la cabeza cuando iba a ser detenido por orden judicial y después de haber sufrido tres paros cardiorrespiratorios.

El director del hospital, Enrique Gutiérrez, señaló que el exgobernante presentaba un disparo de arma de fuego en el cráneo “con orificio de entrada y salida” y que todos los médicos del hospital Casimiro Ulloa, en el distrito limeño de Miraflores, participaron en la operación para intentar salvarle la vida.

El presidente Evo Morales envió ayer sus sinceras condolencias a la familia García por el fallecimiento del exmandatario. “Conmovidos con la muerte del expresidente de Perú Alan García. Nos sumamos al dolor de la familia y enviamos nuestras sinceras condolencias. Paz en su tumba”, escribió el Jefe de Estado en su cuenta en Twitter una vez confirmado el hecho.