El Tigre forma a sus cachorros con valores humanos

Jugadores de las divisiones inferiores de The Strongest juegan en el estadio del club, en Achumani.

Julio Céspedes Inda /La Paz

The Strongest desarrolla un trabajo integral en sus divisiones menores que abarca no solo lo estrictamente deportivo, sino también psicológico.
“El objetivo del deporte de base, de iniciación, es que los niños y niñas puedan ser personas antes que deportistas. Acá tenemos un programa de valores y principios que está hecho con el acrónimo del club, que nosotros queremos transmitirles para que también los transmitan a su entorno, a su familia, amigos y compañeros de colegio”, comenta Paola Monasterios, la psicóloga de las divisiones inferiores del Tigre.
El acrónimo dice: T tenacidad, H humildad, E esfuerzo, S solidaridad, T tolerancia, R respeto, O orden, N nobleza, G garra y gratitud, E educación, S salud y la T trabajo.
La tarea la lleva adelante todo un grupo de trabajo. “Somos un equipo interdisciplinario que realiza un trabajo integral, nos conectamos para que los chicos puedan crecer en los cuatro pilares, que son lo técnico, táctico, físico y psicológico”, añade.
Sobre la recepción de los niños señala. “Sabemos que ellos son como esponjas y lo que nosotros les transmitimos lo van a absorber de la mejor manera. Desde nuestro campo psicológico tenemos dos intervenciones: la primera es directa, de cara con los niños, y la segunda es la indirecta, a través de los entrenadores, dirigentes y padres de familia, quienes conforman el triángulo formativo, al que yo le añado la institución”.
Indica que hay una línea conductual en todas las categorías: Sub-5, Sub-7, Sub-9, Sub-11, Sub-13, Sub-15, Sub-17, Sub-19, reservas y damas.
La respuesta de los niños y jóvenes se evalúa de dos formas. “Lo hacemos directamente en el fútbol, cómo se desarrollan en la cancha, pero también se hace afuera porque los papás cuentan cómo son los niños en la casa y en el colegio. Son maneras de percibir cómo absorben los valores y principios”, manifiesta.

SENSACIONES Y EMOCIONES
Más allá de los triunfos y las derrotas está otro aspecto. “Si bien hay competencia, el principal objetivo que se tiene en el fútbol base es que disfruten, que se sientan bien, cómodos y felices dentro del ámbito deportivo. Ellos se pueden equivocar, pero lo importante es que se diviertan”.
Las sensaciones por los resultados, especialmente las derrotas, no son reprimidas. “Los niños están en un proceso de formación de la psique, necesitan experimentar todo tipo de emociones para formar su personalidad, entonces van a tener momentos de frustración, desmotivación, alegría y tristeza. Normalmente se cataloga como algo malo el estar frustrado, triste o enojado, pero no, porque son emociones básicas para la formación”, señala.
“Nuestro deber como entrenadores, psicólogos y padres de familia es ayudar a los niños para que ellos puedan afrontar esas situaciones, no impedir que tengan frustraciones y desmotivaciones, sino que a partir de eso ellos vayan formando un carácter de afrontamiento y de aceptación”, indica Paola

--

Los pequeños tienen al alcance a ídolos y al DT

El sentimiento por el club es esencial en The Strongest. Algo especial que se transmite a la par es formar de manera integral a los niños y jóvenes.
“Las diferentes actividades y las propias competencias nos sirven mucho para reafirmar y fortalecer los lazos de pertenencia y de identidad con el club. El sentido de identificarse con el escudo y con los colores se ve día a día. Por ejemplo, estaba el profesor Pablo Escobar y los niños escuchaban y hacían el grito del club, eso es impresionante y bonito”, comenta la psicóloga Paola Monasterios.
El técnico y los jugadores del primer equipo del Tigre tienen importante contacto con las divisiones menores del club.
“Afortunadamente tenemos una gran relación con el primer equipo y con el profesor Pablo Escobar. Es importante que la Primera División y las categorías menores estén unidas y nosotros tenemos eso, lo que nos facilita para que los niños se sientan respaldados”.
Escobar tiene gran ascendencia en el club. “Pablo es un ícono, un emblema, para nosotros es un gran ejemplo, lo tomamos como un modelo de deportista y de persona, lo fue en su época de jugador y lo es ahora como técnico. Él tiene una gran ambición por aprender, por crecer, y también interés de transmitir todo lo que él sabe a la institución”, dice Monasterios.

ACEPTACIÓN
El coordinador de las divisiones inferiores del Tigre, Daniel Rosales, está satisfecho con el trabajo que se desarrolla.
“La aceptación de las Escuelas de Fútbol de The Strongest es bastante positiva en los jugadores (niños, jóvenes y señoritas), pero también en los padres de familia y en todo el entorno del club”, comenta Rosales. 
“Hay una firme esperanza de que The Strongest sea un exportador de su materia prima, de sus divisiones menores; estamos convencidos de este proceso”, añadió.