Gobierno promulga decreto para evaluar soya transgénica

Foto: Archivo
Recolección de soya en los campos de producción, en el departamento de Santa Cruz.

 

Maribel Condori Monrroy / Cambio - Edición Impresa

El presidente Evo Morales promulgó el Decreto Supremo 3874, que autoriza al Comité Nacional de Bioseguridad que establezca procedimientos abreviados para la evaluación de los eventos de soya HB4 e Intacta, destinados a la producción de biodiésel, informó a Cambio el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Reinaldo Díaz. 

El Ejecutivo indicó que dicha norma establece un plazo de  60 días —desde el día de la promulgación, 17 de abril de 2019— para que el comité apruebe los procedimientos abreviados.

 
“Los del sector productivo estamos contentos, aplaudimos la decisión de esa tarea (…) Estábamos esperando hace mucho tiempo que se dé luz verde para que se aprueben los eventos en soya”, señaló el representante de la CAO.

Díaz explicó que el evento HB4 permite tener un mejor desempeño en el cultivo de soya cuando enfrenta una época de estrés hídrico o falta de lluvia. Por otra parte, el evento Intacta es resistente a plagas. 

“Estos eventos biotecnológicos son los más estudiados y experimentados en estos últimos 20 a 30 años, entonces es importante que como país estemos tranquilos y seamos optimistas porque veremos los frutos”, sostuvo.

Remarcó que tanto HBA como Intacta fueron evaluados en el impacto a la salud humana y medio ambiente en Brasil, Paraguay y Uruguay, y lo que se hará en Bolivia es homologar esas pruebas para que los productores usen esos nuevos eventos en el verano 2019-2020.

“Estamos muy cerca de tener nuevos eventos, adicionalmente ya modernos, (que) nos permitirán tener grandes beneficios en la producción de aceite de soya para insertar a la matriz energética, o sea hacer biodiésel”, apuntó el representante de la CAO.

Autorizan uso de biotecnología mejorada 

El Gobierno y los empresarios privados acordaron en marzo la autorización del uso de la biotecnología mejorada en los cultivos del grano de soya para la producción exclusiva de biodiésel. 

Según el Ministerio de Hidrocarburos, Bolivia tiene una superficie cultivada de 1,3 millones de hectáreas (ha) del grano para el mercado interno y de exportación; sin embargo, se requiere aumentar esa extensión para la elaboración de biodiésel, destinado al consumo nacional. 

El titular de esa cartera, Luis Sánchez, señaló que se pretende aumentar la frontera agrícola del grano a cerca de 250 mil hectáreas adicionales para una producción de aproximadamente 100 millones de litros de biodiésel, inicialmente.

Citado en un comunicado institucional, la autoridad indicó que para el desarrollo del proyecto de biodiésel se estima una inversión de más de $us 2.000 millones, que considera la infraestructura agrícola, industrias, maquinaria, entre otros aspectos.

Consultado acerca de cuándo se prevé aplicar esa inversión, el presidente de la CAO respondió: “Recién estamos viendo de manera concreta, se están tomando decisiones, como la que se tomó el miércoles con la promulgación del Decreto 3874”.