[Opinión] Bolivia alista venta de carne de res a China

 

Willy Franz Acarapi Sullca 

Con una población de alrededor de 1.400 millones de habitantes, la República Popular China se convierte en un atractivo mercado para el destino de las exportaciones bolivianas, como la carne de res, cuyos trámites comerciales bilaterales están por concluir y que podrían permitir iniciar las ventas desde junio.

Para ese objetivo, una delegación de la Aduana de la República Popular de China visitó el país del 4 al 13 de abril para evaluar algunos centros de producción ganadera en los departamentos de Santa Cruz y Beni, en el marco del avance de las negociaciones que concluirán con la firma de un acuerdo de compraventa.

Este hecho fue bien recibido y calificado de positivo por la industria ganadera nacional que, como parte directamente interesada para lograr un convenio comercial con China, garantizó la disponibilidad de entre 30 mil y 40 mil toneladas de carne de res por año para la exportación.

De acuerdo con los datos de la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol), el consumo nacional per cápita (por cada habitante) anual de carne de res se mantuvo en 21 kilos en los últimos años, por lo que la demanda del mercado interno actual es de entre 210 mil y 215 mil toneladas, volúmenes que son cubiertos en el marco de la seguridad y soberanía alimentaria del país en favor de las familias.

Ahora solo queda esperar el informe que emitirá la delegación china, tras su visita a los centros de producción, frigoríficos, mataderos, transporte, sistema de sanidad, entre otros, que deriven en la firma de protocolos para iniciar las exportaciones, de forma similar a lo ocurrido con la quinua real, cuyas ventas comenzaron con solo 40 toneladas en 2018 hacia el país asiático y hoy alcanzaron a 600 toneladas.

En la agenda comercial con China, el Gobierno nacional también trabaja en concretar ese mercado para otros productos alimenticios, como la carne de pollo y de cerdo, que registran excedentes.