Venezuela pide paz y multilateralismo en ONU

El Ministro de Relaciones Exteriores venezolano muestra una copia de la Carta de las Naciones Unidas durante su intervención.
Foto: ONU

 

Redacción central / Cambio - Edición Impresa ​

”El multilateralismo y la diplomacia de paz permitirán resolver mediante el diálogo y la cooperación los problemas que afectan a la humanidad”, expresó ayer el canciller venezolano Jorge Arreaza.

La autoridad se presentó ayer en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para celebrar por primera vez el Día Internacional del Multilateralismo, promovido por el país sudamericano.

El diplomático venezolano leyó la declaración del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) —integrado por 120 naciones— en el que se plasma la histórica conmemoración del día celebrado y resalta la relevancia de los pueblos del mundo.

Detalló que el multilateralismo garantiza los principios plasmados en la sagrada Carta de las Naciones Unidas y “constituye la manera de promover los valores de la organización, de reafirmar la fe de los pueblos y de avanzar de manera sostenida a una paz duradera a través de la diplomacia”.

“Vivimos en un mundo que presenta múltiples y complejas amenazas, con retos a la paz y la seguridad internacional que deben ser abordados de manera conjunta con miembros responsables de la comunidad internacional, por medio del multilateralismo que permita avanzar en conjunto”, indicó Arreaza.

“Existen temas tan importantes, como el terrorismo, cambio climático, violaciones a los derechos humanos, armas de destrucción masivas o convencionales, derecho humanitario internacional, que no pueden ser sujeto de doble rasero en las relaciones internacionales, y es precisamente allí donde el multilateralismo debe imponerse para alcanzar los sagrados fines que la humanidad exige en estos tiempos”, remarcó.

BLOQUEO DE ESTADOS UNIDOS 

La representante permanente alterna de Cuba ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez, denunció en la Asamblea General el fortalecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra la isla y sus nuevas sanciones unilaterales.

El bloqueo no solo se mantiene, sino que se refuerza con la reciente decisión de Washington de permitir que en lo adelante se tomen acciones en tribunales norteamericanos ante demandas judiciales contra entidades cubanas o extranjeras fuera de la jurisdicción de Estados Unidos, alertó.

Las nuevas disposiciones de la administración de la Casa Blanca impiden también la entrada de directivos, y sus familiares, de empresas que invierten legítimamente en Cuba en propiedades que fueron nacionalizadas, detalló.

Además, la embajadora repudió la decisión del gobierno de Donald Trump de limitar las remesas que cubanos residentes en Estados Unidos envían a sus familiares y amigos en la isla, y rechazó la restricción de viaje impuesta a ciudadanos norteamericanos si desean ir al país caribeño.