Seis medidas son dispuestas para transparentar la Policía

El ministro Carlos Romero (centro) en la conferencia de prensa de ayer.
Foto: Abya Yala

 

Redacción central / Cambio - Edición Impresa ​

En el marco de la lucha contra la corrupción y la transparentación de la labor policial a escala nacional, pero con preferencia en el departamento de Santa Cruz, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, hizo conocer seis medidas que se aplicarán de manera inmediata.

Se dispuso la reestructuración de todas las unidades dependientes del Comando Departamental de la Policía de Santa Cruz y otras instancias de las direcciones nacionales en dicha región.

“Como segunda medida, el Comando debe elaborar una nueva orden de destinos con el fin de reubicar a todo el personal policial de la guarnición de Santa Cruz que se encuentra con temporalidad igual o mayor a cuatro años en el departamento”, detalló ayer en conferencia de prensa.

Esta decisión obedece a que el exdirector de la FELCC cruceña Gonzalo Medina estuvo más de cuatro años en el cargo.

La tercera disposición establece la baja del coronel Gonzalo Medina Sánchez, del capitán Fernando Moreira y de todos los uniformados involucrados en diversos actos delictivos.

“Cuarto, la investigación administrativa y penal se ampliará al coronel Edwin Olguín, el teniente Wilder Romero López, la sargento segundo Fati Jannet Arispe y los directores nacionales y de Santa Cruz de Interpol, y de Interpol de Santa Cruz de las gestiones 2014 a 2018, que omitieron la ejecución de orden de captura internacional de Pedro Montenegro Paz”.

Adicionalmente, en la ficha personal de cada servidor policial se incluirá una declaración jurada de vínculos familiares y afinidad hasta el cuarto grado de consanguinidad, y segundo de afinidad, mediante la Dirección Nacional de Personal de la Policía Boliviana.

La quinta medida establece la obligatoriedad de la prueba del polígrafo a los jefes de todas las unidades y de manera aleatoria a todos los servidores policiales de dicha unidad.

Finalmente, se ordenó la homologación de las determinaciones y de la hoja de recomendación, emitidas ayer por la mañana en la reunión de urgencia del Estado Mayor de Coordinación de la Policía Boliviana.