Salario mínimo se incrementó en 368% a favor de la población

Infografía: Javier Pereira

 

Maribel Condori Monrroy

El salario mínimo nacional de Bolivia (SMN) se incrementó de Bs 440 en 2005 a Bs 2.060 en 2018, lo que representa un aumento de 368% en 13 años, según datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

De acuerdo con esa cartera, en 1997 se tenía un salario mínimo de Bs 240, en 2001 subió a Bs 400, en 2003 se registró un ligero aumento a Bs 440 —que se mantuvo congelado hasta 2005—, en 2006 subió a Bs 500 y en 2017 alcanzó a Bs 2.000. 

“Como hoy, 2006, se reportó que nuestro Gobierno aumentaría el salario mínimo nacional, como una de las primeras grandes medidas a favor del pueblo. El neoliberalismo nos dejó un salario mínimo de Bs 440 y hoy es de Bs 2.060. Ahora Bolivia crece y la riqueza se redistribuye”, escribió el presidente Evo Morales en su cuenta Twitter el 11 de abril de este año.

El Jefe de Estado dijo —el 1 de mayo de 2018, fecha en que se recuerda el Día del Trabajador a escala internacional— que el SMN de Bolivia está por encima del de países como México, Colombia, Perú y Brasil.

El Gobierno fijó su política de incremento para lo que tomó como principales variables la inflación anual y el crecimiento económico registrado hasta diciembre de cada año, según el Ministerio de Economía. 

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 2018 cerró en 1,51%, por debajo del 2,71% registrado en 2017. Asimismo, esa entidad informó el miércoles que el Producto Interno Bruto (PIB) del país creció en 4,22% entre enero y diciembre de 2018.

Nadie debe ganar menos

Ninguna persona que trabaje una jornada completa, es decir ocho horas diarias, percibirá un salario inferior a Bs 2.060, según el Reglamento del Aumento Salarial, definido por la Resolución 413/2018 del Ministerio de Trabajo. 

“Todo trabajador sujeto a cualquier modalidad de contrato individual o relación laboral en condiciones de subordinación y dependencia, por cuenta ajena, que perciba una remuneración en cualquiera de sus formas en una jornada laboral completa, no percibirá un salario básico inferior al mínimo nacional”, señala esa norma. 

En 2018, el mínimo nacional fue elevado en 3% mediante el Decreto Supremo 3544. El básico, por su parte, se incrementó 5,5%, así como los sueldos de los sectores públicos.