Los escenarios de la derecha neoliberal

 

Una de las diferencias entre los animales y los seres humanos es que los primeros actúan por instinto, mientras que las personas pueden imaginarse un futuro, pueden anticiparse a los acontecimientos, planificar escenarios y actuar en consecuencia. A ello se denomina “cualidad estratégica”.

Esta cualidad suele estar presente en mayor o menor medida en personas, instituciones y en la política.

Por ejemplo, la derecha/neoliberal busca prever lo que va a suceder y opera en al menos tres escenarios probables de acción para retornar al poder, arremeter contra el presidente Evo Morales y restaurar su modelo de libre mercado.

-El primer escenario es el internacional. Doce legisladores opositores solicitaron, mediante una carta, la intervención del mandatario de EEUU, Donald Trump, en asuntos internos de Bolivia. 

La misiva, que fue canalizada por una empresa consultora política cuya ejecutiva estuvo involucrada en el plan separatista de 2008, busca que la potencia extranjera evite la postulación de Morales para las elecciones generales del 20 de octubre.

Otro curso de acción tiene como actores al presidente del Comité Pro Santa Cruz, a Carmen Eva Gonzales, senadora de extrema derecha; María Anelín Suárez, activista, y a David Sejas, expresidente de la Unión Juvenil Cruceñista.

Ellos se reunieron con el canciller de Brasil,  Ernesto Araújo, con el fin de que el país vecino pida a la Corte Interamericana de Derechos Humanos una interpretación sobre la “reelección indefinida” para poner en cuestión la legitimidad de la postulación de Morales. 

También en lo internacional y con el mismo fin desestabilizador, el candidato opositor Óscar Ortiz se reunió con autoridades alemanas.

-El segundo escenario en el que apuesta la derecha es el nacional. 

Tras sufrir el estancamiento en la intención de voto de uno de sus candidatos (Carlos de Mesa), según varias encuestas, y luego del escándalo que significó que el excoronel Gonzalo Medina (procesado por narcotráfico) haya depositado $us 30 mil en la cuenta bancaria del expresidente, la derecha ahora busca desviar el foco de atención.

Con ese objetivo distraccionista, el propio De Mesa pidió “ampliar la investigación en el caso Medina e incluir al Ministro de Gobierno”, mientras el también derechista Tuto Quiroga dijo que si el presidente Morales no destituye a Carlos Romero estará encubriendo el caso Medina. 

Esta nueva ofensiva por cambiar la matriz noticiosa tiene el apoyo de la derecha y sus medios, que comenzaron a minimizar las noticias de la pesquisa sobre el depósito del excoronel a De Mesa y priorizaron las acusaciones sobre Romero.

-El tercer escenario es tal vez el más delicado: 

Consiste en atacar/desgastar lo más posible la credibilidad del árbitro electoral (Tribunal Supremo Electoral), amplificando las renuncias de funcionarios y sembrando dudas sobre los comicios previstos para el 20 de octubre.

En ese sentido, el alfil mediático de la derecha, Carlos Valverde, puso en duda la realización de las elecciones, en tanto que el propio De Mesa cuestionó la transparencia e idoneidad del TSE y manifestó que ahora duda de que los comicios tengan lugar el 20 de octubre. (periódico El Día 26-4-2019) 

El político/empresario Samuel Doria Medina también puso en duda la realización de las elecciones. (Erbol 27/05/2018).

Para el exministro de Defensa Reymi Ferreira, la derecha busca jugarse por el “Plan C”, es decir, desconocer la probable victoria de Morales, y con base en ello, comenzar una ola de violencia y desestabilización como para que se justifique la intervención extranjera en nuestros asuntos. (La Razón 17-4-2019).

Esos son algunos de los escenarios en los que se mueve la derecha.   

 

La derecha opera en tres escenarios probables de acción para retornar al poder, arremeter contra Morales y restaurar su modelo de libre mercado.