Nacional sigue y el Tigre queda fuera

Bruno Pascua mira cómo la pelota que cabeceó ingresa al arco de Daniel Vaca para el triunfo de Nacional
Foto: APG

 

La Paz / Cambio

Nacional Potosí sigue y The Strongest quedó fuera de la pelea por el título del torneo Apertura 2019. El equipo potosino derrotó al Tigre por 1-0 en compromiso de la fecha 24, que se jugó ayer en el estadio Víctor Agustín Ugarte.
El español Bruno Pascua marcó el único gol del compromiso, que le da vida al cuadro de la banda roja para seguir soñando con la corona.
Fue un partido de trámite intenso, con poco fútbol, pero muchas emociones de gol, en el que los arqueros fueron las grandes figuras al tapar pelotas con sello de gol. 
Javier Rojas, de Nacional, ahogó el grito de gol ante dos cabezazos de Fernando Marteli (26’ y 71’), un remate de Raúl Castro (32’), otro cabezazo de Rolando Blackburn (36’) y un tiro libre de Ramiro Vaca (38’).
El capitán y guardameta del Tigre, Daniel Vaca, también tuvo su mérito al atajar un disparo de Wálter Rioja (4’), desvió un remate de Luis Torrico (45’) y mandó al córner un disparo de media chilena de Vladimir Castellón (50’).
En el primer tiempo, el local tuvo la posesión de la pelota, con buen dominio, buena traslación de defensa a ataque, pero le faltó profundidad para llegar con mayor peligro sobre el arco del rival, que planteó un juego conservador, con más pelotazos que balones por el piso y sin arriesgar cuando era su misión.
En el complemento, mejoró el cotejo, fue de ida y vuelta, el Tigre adelantó sus líneas y creció la emoción, pero los guardametas se volvieron a lucir.
A los 66 minutos, Bruno Pascua anotó el solitario gol del partido. Enzo Pérez levantó un centro pasado desde la izquierda para el ingreso del español, quien libre y sin marca cabeceó una pelota pegada al poste izquierdo para la única alegría.
En la recta final, el equipo de Pablo Escobar reaccionó y se fue con todo en busca del empate, pero con desorden y desesperación cometió más errores que buenas acciones, con pases mal dirigidos y balones sin destino.
Para colmo, a cinco minutos del final, Diego Wayar fue expulsado por doble amarilla, otro golpe anímico para el Tigre, que se resignó y lamentó la derrota.
El Atigrado, de candidato pasó a ser juez, jugará contra Bolívar el clásico paceño, que si gana puede ser el nuevo campeón, si ocurre lo contrario, tendrá que esperar el desenlace final.
Nacional le dio una alegría al pueblo potosino.