Denuncian discriminación y falta de democracia en CC

Infografía: Javier Pereyra

 

Redacción central / Cambio/Edición Impresa
Seguidores del expresidente Carlos de Mesa denunciaron discriminación y falta de democracia dentro de la alianza Comunidad Ciudadana (CC) en el departamento de Oruro, donde hasta ayer estuvo el también exvicepresidente.

Magda Quiroga, de la agrupación Ciudadanos Unidos, y Mabel Aguilar hicieron pública la denuncia luego de que se les impidió participar en un encuentro con el expresidente el martes. Responsabilizaron de ello a tres personas: Mariel Peñaloza, Sandro Aguilar y Eduardo Campos, quienes lideran la organización en Oruro.

“Hay discriminación, la señora Mariel discrimina a quien le parece, no tiene pelos en la lengua para hablar”, denunció Quiroga mientras sostenía una pancarta en la que escribió: “No a los oportunistas con cola de paja”.

De acuerdo con la activista que se sumó a la alianza CC en octubre de 2018, Mariel Peñaloza, Sandro Aguilar y Eduardo Campos “no son representantes buenos de Oruro” porque “tienen su cola de paja”.

“No han hecho nada por Oruro; uno de ellos, exdiputado (Sandro Aguilar), se ha hecho elegir y ha andado en todos los partidos que le ha dado la gana”, denunció Quiroga con una evidente molestia.

Peñaloza, Aguilar y Campos fueron puestos al frente de la alianza que postula al expresidente rumbo a las elecciones generales del 20 de octubre.

Mabel Aguilar dijo a Urgente.bo que “las tres personas se autoeligieron, incluso antes de que (Carlos de) Mesa lanzara su candidatura. Ellos aseguraron que (De) Mesa los había nombrado. Sandro Aguilar dijo: ‘aquí está la carta’, pero no había tal carta, solo se puso a pelear con los demás”.

Según Aguilar, los tres dejaron de lado el concepto de renovación en el que De Mesa basó su campaña. “Son viejos políticos. Sandro (Aguilar) tiene una cola de paja, un exdiputado que no hizo nada por Oruro”, protestó.

Tanto Quiroga como Aguilar señalaron, por separado, que Mariel Peñaloza, que en su cuenta de Twitter aparece en varias fotografías con el expresidente y con su acompañante de fórmula, Gustavo Pedraza, es de Tarija y no de Oruro.

“La tarijeña ha venido a vender Oruro como está haciendo el MAS; no queremos eso. Queremos a (De) Mesa sí, pero no con esta gentuza; hay orureños que valen la pena que puedan trabajar”, afirmó Quiroga.

Por otro lado, Aguilar dijo que hay mucha molestia por esta situación. “Ya hay división  (en Comunidad Ciudadana) desde que no quisieron democratizar esto”, sostuvo la simpatizante.

Pero no solo ello. Quiroga acusó a Sandro Aguilar —que fue diputado de Poder Democrático Social (Podemos), excandidato de la circunscripción 33 por el Plan Progreso para Bolivia Convergencia Nacional (PPB-CN) y exaspirante a asambleísta por Unidad Nacional (UN)— de vender puestos de las listas de candidatos. “Ha dispuesto quiénes van a estar de senadores”, dijo.

“Apoyo a Carlos de Mesa incondicionalmente, (pero) no a la chusma que está con él, esos tres de Oruro”, insistió Quiroga.