Seguro Agrario indemnizará con Bs 15 MM a productores

Pequeños productores reciben la indemnización del INSA.
Foto: INSA

 

Maribel Condori Monrroy/ Cambio/Edición Impresa
El Instituto del Seguro Agrario (INSA) —dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras— indemnizará con Bs 15 millones a más de 18 mil pequeños productores que perdieron sus cultivos a causa de fenómenos climáticos, principalmente lluvias. 

El director del INSA, Erik Murillo, informó a Cambio que durante la campaña agrícola 2018-2019, esa entidad aseguró alrededor de 250 mil hectáreas (ha) de cultivos, de las cuales 87 mil fueron reportadas como siniestradas.

Precisó que el 82% de esas 87 mil ha siniestradas tiene poca afectación y sus cultivos se recuperan de manera positiva, por lo que no amerita una indemnización; sin embargo, el 18% tiene daño significativo. 

“¿Qué significa esto? Que son 15.600 hectáreas aproximadamente que estarían perdidas o tendrían daño significativo, eso implica 15 millones de bolivianos a ser indemnizados por el Gobierno a través del Seguro Agrario”, dijo Murillo. 

El ejecutivo destacó que ese monto, que se comenzará a pagar en las próximas semanas, beneficiará a cerca de 18 mil pequeños productores de 88 municipios de los departamentos de Potosí, Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Oruro, Tarija y Santa Cruz.

El director del INSA detalló que los cultivos dañados fueron principalmente el maíz y papa, seguidos de la quinua, cebada, trigo, arveja, avena, alfalfa, frejol, haba y yuca.

“La abundancia de lluvias ha permitido rendimientos importantes en la mayoría de los cultivos (…) por lo tanto las condiciones de disponibilidad de alimentos en el mercado boliviano son positivas”, añadió.

Además resaltó que el objetivo principal del Seguro Agrario es fortalecer los medios de vida de la familia agricultora boliviana a través de recursos que son utilizados en la mayoría de los casos en semillas, herramientas, laboreo de suelo, entre otros insumos necesarios.

Apuntes

-El seguro protege los cultivos de papa, quinua, maíz, trigo, cebada, avena, alfalfa, frejol, haba, yuca y arveja, pues son los más afectados por la lluvia, helada, inundaciones, sequías y granizadas.
-El monto que se paga al pequeño productor es de Bs 1.000 por hectárea perdida.