Morales aclara que Almagro no trajo respaldo, sino que dijo la verdad y reveló actitud violenta de opositores

El presidente Evo Morales y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en La Casa Grande del Pueblo.
Foto: Raúl Martínez

 

ABI / Cambio Digital

El presidente Evo Morales aclaró el domingo que el secretario general de la  Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, en su visita a Bolivia, no respaldó su candidatura a la presidencia, sino que dijo la verdad sobre su postulación, además reveló la actitud violenta que tuvieron los opositores quienes se reunieron con el visitante.

"Luis Almagro nunca ha traído su respaldo solo vino a decir la verdad", dijo en entrevista con los medios estatales desde Lauca Ñ, Cochabamba.

Almagro, en oportunidad de suscribir un acuerdo para la presencia de observadores de la OEA en Bolivia en los comicios de octubre, aseguró que "Decir que Evo Morales hoy no puede participar eso sería absolutamente discriminatorio", en referencia a las elecciones.

El Jefe de Estado lamentó que los candidatos de Comunidad Ciudadana (CC) Carlos de Mesa y de Bolivia dijo No Óscar Ortiz hayan mostrado una mala imagen de lo que realmente es democracia quienes casi agredieron físicamente al Secretario General de la OEA y a su comitiva.

"Me comentó (Almagro) brevemente la reunión que tuvo con Carlos de Mesa y con Óscar Ortiz, senador de la derecha, que agredieron casi físicamente a Luis Almagro, algo muy grave, y yo le comentaba, si a usted le hicieron aso imagínese lo que yo soporto cada día, sus mentiras, agresiones", reveló.

Añadió que tanto Almagro como su comitiva quedaron sorprendidos por las reacciones agresivas de la oposición boliviana y se fueron convencidos de que en Bolivia existe una "derecha violenta".

Líderes de la oposición boliviana patearon el tablero y se volvieron contra Almagro el viernes porque en su criterio el Secretario General de la OEA fue contra la democracia en Bolivia.

Morales recordó que los candidatos opositores siempre mintieron a sus militantes y a los grupos radicales que los siguen porque sembraron falsas expectativas al hacer creer que la OEA y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) vetarían su candidatura, situación que no ocurrió.

Según el mandatario los líderes de oposición no tienen moral para hablar de democracia, falta de libertad de expresión o de transparencia porque los hechos demuestran que no actúan como profesan.

"Para hablar de transparencia primero hay que ser transparente, para acusar de algo demasiado pues tiene que saber dónde está la demasiada corrupción, yo estoy convencido recibir plata de narcotraficantes no pagar impuestos, entonces con qué moral podemos hablar si somos así de candidatos, sobre la transparencia, moral o ética", reiteró.

Asimismo, pidió a los militantes, simpatizantes y autoridades del MAS-IPSP, que tengan mucha paciencia, además no caigan en las provocaciones y agresiones que la derecha tiene preparadas junto a la administración norteamericana durante esta campaña electoral con el objetivo de desbaratar el liderazgo y apoyo que tiene del pueblo.

"Van a haber muchas agresiones, de eso estamos convencidos, estamos informados que tratarán de generar violencia", señaló.

Reiteró que, frente a todas esas agresiones y falta de propuestas de la oposición, el pueblo tiene su plan.

"Nuestro proceso de cambio siempre será para los pobres, para los humildes", complementó.

En tanto, el canciller Diego Pary indicó que el Secretario General de la OEA pudo ver de cerca lo que sucede en el país en el ámbito político, económico y social.

"El secretario general durante esta visita a podido ver todo lo que está sucediendo en el país en lo político, económico, social. En persona conversó con la oposición, visitó los centros más importantes de desarrollo que Bolivia ha impulsado. Compartió y escuchó a la gente, no tiene mejor prueba que el escuchar y compartir con la población lo que está sucediendo en país", señaló en entrevista con medios estatales.

Por otra parte, el jefe la diplomacia boliviana explicó que la firma del acuerdo relativo a los privilegios e inmunidades de los observadores de ese organismo regional en las elecciones generales de Bolivia, pautadas para el 20 de octubre, obedece a que el Ejecutivo quiere que esos comicios sean lo más transparentes posibles.

"Nosotros no tenemos limitación y lo ha dicho el presidente a ningún organismo internacional a ningún país que quiera venir a observar las elecciones de Bolivia, estamos abiertos a quienes lleguen, hagan seguimiento al proceso pre durante y posterior a las elecciones", puntualizó.

Reveló que serán más de 100 delegados que desarrollarán sus funciones sin ninguna dificultad y añadió que se tiene un segundo acuerdo que será firmado por el Tribunal Supremo Electoral en el que se establecerán los procedimientos del trabajo que realizarán esos observadores.