Es hora de que Bolívar haga la gran apuesta a nivel internacional

Laberinto

Gustavo Cortez C,

Editor / Deportes

Es hora de que Bolívar haga la gran apuesta a nivel internacional

Hay que felicitar a Bolívar por su nuevo éxito en el fútbol nacional. Además, ser campeón antes del final de un torneo tiene un sabor especial. Fue el mejor equipo y el más regular de todos. La jerarquía de sus principales figuras decidió partidos en momentos difíciles y hoy está de festejo otra vez.
Bolívar 'compra' bien y por eso también es el club que más invierte. Sigue siendo el referente. Tiene jugadores que son distintos, que no se asustan en la adversidad y son protagonistas en los momentos clave.
El club no dejó ir a Juan Carlos Arce, mantuvo a Miguel Callejón y le dio respaldo total a Marcos Riquelme. A eso hay que sumarle el talento de Erwin Saavedra y el crecimiento de los guantes de Saidt Mustafá. El resto fue un buen complemento.
No fue el campeón ideal, se 'comió' muchos goles, pero del medio hacia adelante fue el más mortífero. Ahí estuvo la virtud de este equipo de César Vigevani, el joven DT argentino que encajó rápido en el proyecto celeste y que con el título tapó la boca a muchos de sus detractores.
Pero así como el Celeste se llena de elogios y congratulaciones en el medio local, tiene una vieja deuda que no llegó todavía a cumplir: ganar un título internacional. En 2006 estuvo cerca, fue finalista de la Copa Sudamericana. Y en 2014 fue semifinalista en la Copa Libertadores.
No sabemos cuál es la prioridad en la Academia, pero si este mismo equipo va a jugar la Libertadores 2020, ya podemos anticipar que no tendrá gran expectativa, como que este año fue debut y despedida en la segunda fase copera contra Defensor Sporting.
Ya debería ser hora de la gran apuesta de Bolívar. Armar realmente un plantel que pueda pelear por un título internacional. Tiene tiempo (siete meses) y también recursos. Es cuestión de decisión y prender el motor hoy mismo.