Bolivia denuncia plan para acabar con países progresistas

El canciller Diego Pary.
Foto: Archivo

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
El ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary, denunció ayer, en la XVIII sesión del Consejo Político del ALBA-TCP, que “hay una amenaza real desde los poderes imperiales a hacer que nuestros países progresistas desaparezcan”.

Citó como prueba la presión que se aplica en contra del Gobierno de Venezuela para que el presidente electo Nicolás Maduro sea depuesto de su cargo.

“Ante los nuevos ataques que se han dado en contra de la hermana República Bolivariana de Venezuela, Bolivia expresa todo su apoyo y solidaridad. Sabemos que es un momento en el que todas las fuerzas de derecha del continente se han unido para atacar a un país hermano, para bloquearlo económica y financieramente, y hacer que su población se levante en contra de su Gobierno legalmente constituido”, afirmó.

Frente a ello, dijo que el pueblo venezolano tiene conciencia y principios, y que reconoce el “gran trabajo y el esfuerzo que hace el gobierno del presidente Maduro”.

Ratificó que la única vía para solucionar las dificultades internas es el diálogo y la negociación.

Dijo que —como en el pasado— ante la arremetida a los países progresistas, los pueblos saldrán adelante.

“Nosotros estamos seguros de que nuestros pueblos sabrán reponerse y llevarán a nuestros países a una nueva perspectiva de construcción de lo que es la Patria Grande”, señaló Pary en la sesión celebrada en La Habana, Cuba.

También destacó a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) como “el espacio de integración, de lucha revolucionaria y de fortalecimiento de los ideales progresistas”.