Almagro: TCP habilitó a Morales y mi deber es acatar esa decisión

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, visitó el país el 17 de mayo.
Foto: Archivo

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, señaló en Argentina que una sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) de Bolivia habilitó al presidente Evo Morales para volver a postularse y que su deber es acatar esa decisión.

“Hoy hay un fallo de la suprema corte boliviana (por el TCP) que declara la posibilidad de una reelección del presidente Evo Morales como un derecho humano y por lo tanto lo habilita para presentarse”, señaló Almagro en una entrevista concedida a Infobae.

El excanciller uruguayo —que el 17 de mayo dijo en La Paz que sería “absolutamente discriminatorio” decir que Evo Morales no puede participar en las elecciones, considerando que algunos mandatarios acudieron “a procesos electorales sobre la base de un fallo judicial reconociendo la garantía de sus derechos humanos”— dijo que en este momento no “tenemos ningún elemento para oponernos a una decisión de la corte suprema boliviana”.

“No tenemos ninguna manera de desconocer un fallo de esa magnitud. Como el sistema político jurídico boliviano tampoco tiene ninguna manera”, enfatizó el funcionario.

Almagro alude a la Sentencia Constitucional 0084/2017 del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que anuló los límites a la reelección y declaró la “aplicación preferente del artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos por ser la forma más favorable en relación a los derechos políticos”.

El titular de la OEA, que casi fue agredido físicamente por políticos opositores bolivianos como consecuencia de sus declaraciones, sostuvo que quienes se oponen a la sentencia del TCP deberían “recurrir a la justicia del sistema interamericano, esto es la Comisión o la Corte Interamericana de Derechos Humanos y tener por lo menos un fallo, tener un dictamen al respecto”.

Recordó que presidentes de Honduras, Costa Rica y Nicaragua volvieron a postularse aplicando la misma fórmula, y que en ninguno de esos casos el sistema interamericano se pronunció en contra.

“Ninguno ha declarado ilegítimo el segundo mandato de Oscar Arias. Ninguno ha declarado ilegítimo el segundo mandato de Juan Orlando Hernández. Ninguno ha declarado ilegítimo el tercer mandato de Daniel Ortega”, alegó.

Advirtió que quienes cuestionaron las palabras que dijo en Bolivia le están “pidiendo que aplique un doble estándar en el sistema interamericano”, cuando este no lo permite porque no se puede decir “que lo que valió para ellos (Arias, Hernández y Ortega) no vale para Evo Morales”.

Indicó que “si mañana hay un fallo de la Corte Interamericana, yo soy el primero en acatarlo y estoy obligado por ese fallo, pero hasta tanto no lo haya, o no haya una votación del Consejo Permanente al respecto, entonces definitivamente mi deber hasta ahora es acatar la decisión de la corte suprema boliviana (TCP)”.

También indicó que los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, en el que se rechazó la reforma del artículo 168 de la CPE de Bolivia, no son los primeros que son revisados por un fallo constitucional.

“Ya tenemos casos en el continente. Yo mismo estuve en eso, cuando se pierde el referéndum para la anulación de la Ley de Caducidad, seis meses después de haberse perdido ese referéndum por el cual se pedía la anulación de la Ley de Caducidad, tuve que iniciar un proceso legislativo para solicitar su anulación basado obviamente en dictámenes de la Comisión Interamericana y de la Corte Interamericana”, fundamentó.

El referendo que cita Almagro se realizó el 16 de abril de 1989. En esa consulta se rechazó la anulación de la ley que implicaba que los militares y policías autores de graves violaciones a los derechos humanos durante la dictadura (1973-1985) no podían ser juzgados por los delitos cometidos en territorio uruguayo. No obstante, en 2009 la Suprema Corte de Justicia la declaró inconstitucional habilitando el juzgamiento de los criminales.
 

Evo no es Maduro

- Almagro señaló que “no podemos comparar en ningún caso a Nicolás Maduro con Evo Morales. Y una comparación así, plano a plano de los dos, no es justa ni es apropiada”.
- Dijo que es un “disparate sublime” afirmar que el que haya dicho que impedir la participación de Morales en las futuras elecciones es un acto discriminatorio se deba a que busca apoyo para la candidatura a la OEA.
- También calificó como un “disparate atroz” que le reclamen por no sacarse las guirnaldas de hoja de coca que le pusieron cuando visitó Cochabamba.