Bartolinas se sienten fortalecidas de cara a octubre

Segundina Flores, de las Bartolinas.
Foto: Archivo

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
La masiva concentración en Chimoré el 18 de mayo demostró la unidad en torno al Proceso de Cambio y el apoyo expresado por Luis Almagro, secretario general de la OEA, de que sería discriminatorio que no participe Evo Morales en las elecciones, “nos dejó con fuerza”, dijo ayer Segundina Flores, secretaria ejecutiva de las Bartolinas.

Flores indicó que la gran concentración del sábado es una demostración del trabajo democrático que realiza el MAS-IPSP, de la unidad del pueblo boliviano, del campo, de la ciudad, de jóvenes y mujeres que acudieron a esa región cochabambina.

Sobre la decisión de la derecha de insistir en el referendo del 21 de febrero de 2016, en el que se rechazó la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado, la líder de las Bartolinas respondió: “Que lo hagan, están en su derecho”.

Anunció que tal como ocurrió en Oruro, el 16 y 17 de mayo, continuarán en junio y parte de julio los encuentros organizados por las coordinadoras departamentales por el cambio (Codecam) y el MAS-IPSP.

En dichos eventos los municipios harán conocer sus propuestas, las que serán tratadas después en el encuentro nacional que se efectuará en Cochabamba el 5 y 6 de julio.

También están programadas reuniones de juventudes en los nueve departamentos del país a partir del 10 de agosto, en Tarija, para culminar con el encuentro nacional, también en Cochabamba, el 21 de septiembre.

En tanto, el secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Petroleros de Bolivia, José Domingo Vásquez, calificó como un reencuentro nacional la concentración de más de un millón de personas en Chimoré.