Evo entrega 58 tractores agrícolas para 29 municipios en Chuquisaca

El Jefe de Estado dotó maquinaria para el fortalecimiento agrícola.
Foto: Min. de Comunicación

 

LUIS FERNANDO CRUZ RÍOS / CAMBIO - Edición impresa
Con una inversión de 17.212.731 bolivianos, el presidente Evo Morales entregó ayer 58 tractores, 58 implementos agrícolas y 29 cisternas remolcables a los 29 municipios del departamento de Chuquisaca, para fortalecer la producción de cultivos.

Una multitudinaria concentración de pobladores en el estadio municipal de Tarabuco, provincia Yamparáez, expresó su afecto y cariño al Jefe de Estado, quien estuvo acompañado del ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño; el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico; el gobernador Esteban Urquizu, los alcaldes de las 10 provincias y dirigentes de organizaciones sociales.

Señaló que los tractores y los insumos adicionales permitirán mecanizar 14.600 hectáreas de cultivos de hortalizas, tubérculos, cereales, caña de azúcar, frutas, forraje y otros productos en Azurduy, Tarvita, Villa Serrano, Monteagudo, Huacareta, Villa Vaca Guzmán, Huacaya, Macharetí, Camargo, Incahuasi, San Lucas, Villa Charcas, Sucre, Poroma, Yotala, Villa Abecia, Culpina, Las Carreras, Padilla, El Villar, Sopachuy, Tomina, Villa Alcalá, Tarabuco, Yamparáez, Zudáñez, Icla, Presto y Mojocoya.

“Hoy entregamos tractores e implementos agrícolas para los 29 municipios de #Chuquisaca, para así mejorar la producción. Además compartimos las danzas la marcada de Azurduy, patrimonio cultural de #Bolivia y pujllay, patrimonio de la humanidad; ambas parte de nuestra identidad”, escribió el Presidente en su cuenta de Twitter.

Agradeció la unidad del movimiento indígena campesino originario para consolidar la Revolución Democrática y Cultural y el Proceso de Cambio, después de que el 24 de mayo de 2008 una turba de seguidores del opositor Comité Interinstitucional atacó con violencia y humilló a ese sector cuando esperaba su arribo para la entrega de ambulancias.

Reiteró que por la lucha orgánica de los movimientos sociales, los campesinos, mineros, fabriles y  profesionales, la patria se salvó del saqueo de sus recursos naturales, y se planificó el desarrollo del país con programas de nuevas empresas e industrias estatales para generar ingresos económicos en favor de la población.

Recordó que entre 2005 y 2006 los sectores sociales se fijaron tres desafíos: en lo político, la refundación de Bolivia; en lo económico, la nacionalización de los recursos naturales y las empresas estratégicas; y en lo social, la redistribución de la riqueza mediante bonos sociales.

“Cómo nos dejaron los gobiernos del pasado, un Estado sin clase, con autoridades impostoras, sin soberanía, sin independencia y un pueblo sin dignidad. Después de tantos años recuperamos el poder político para desarrollarnos y gobernarnos nosotros mismos. Los resultados que tenemos hasta ahora no es regalo de Evo, sino del pueblo boliviano”, sostuvo Morales.
 

 

Estudiantes del Distrito 4 de la ciudad de Sucre reciben unidad educativa Charcas

El presidente Evo Morales entregó ayer la unidad educativa Charcas para más de 360 estudiantes de primaria y secundaria del Distrito 4 de la ciudad de Sucre, en el departamento de Chuquisaca, construida con 4.430.558 bolivianos.

El Jefe de Estado, acompañado del gobernador Esteban Urquizu, el alcalde Iván Arciénega, dirigentes de organizaciones sociales, padres de familia, alumnos y vecinos, expresó su complacencia por la flamante infraestructura de tres plantas con 12 aulas pedagógicas, pasillos de circulación, laboratorios de física y química.

Además de dos ambientes para talleres, oficinas administrativas, sala de espera, sala de reuniones, sala de maestros, kárdex, portería, baterías de baño para hombres y mujeres, y una cancha polifuncional con graderías y tinglado.

“Inauguramos la Unidad Educativa Charcas en #Sucre. Nuestras ciudades van creciendo y es necesario construir más escuelas para nuestros niños y jóvenes. Con mucho respeto y cariño aportamos con esta nueva infraestructura. ¡Que viva Sucre! ¡Que viva Chuquisaca! #210AñosDeLibertad”, escribió en su cuenta de Twitter.

Morales reiteró que gracias a la nacionalización de los recursos hidrocarburíferos y de las principales empresas estratégicas del Estado, que estaban en manos de compañías transnacionales, mejoró la economía, que permite construir infraestructuras educativas para primaria y secundaria, destinadas a transmitir conocimiento científico a las actuales y futuras generaciones con profesores titulados, con especialidad y mejor salario.

En ese contexto, Evo pidió a los maestros, padres de familia y dirigentes de organizaciones sociales reflexionar sobre cómo se encuentran algunos países en los que ha vuelto el modelo neoliberal.

Señaló que los medios de comunicación informan que en Brasil el Gobierno aprobó una ley que congela por 20 años el presupuesto de la educación pública, en perjuicio de las mayorías y de los más pobres, porque solo acceden a una buena formación en colegios y escuelas privadas los hijos de los que tienen dinero.

“Cuando el pueblo no tiene educación, mejor es la opresión, la dominación y la intervención; por tanto, el saqueo a nuestros recursos naturales. (…) Entonces, hermanas y hermanos, los convoco a una profunda reflexión de lo que está pasando en los países vecinos; en Argentina eliminaron bonos y rentas. No olvidemos que en las semanas pasadas un candidato a la presidencia de la derecha (Carlos de Mesa) dijo que el rentismo le hace daño a la economía, y eso quiere decir que no haya bonos Juancito Pinto, que no haya Renta Dignidad y otras rentas que tiene el pueblo boliviano”, sostuvo el Jefe de Estado.
 

 

Apuntes

-El presidente Evo Morales dijo que “cuando el pueblo no tiene educación, mejor es la opresión, la dominación y la intervención; por tanto, el saqueo a nuestros recursos naturales”.
-Hasta ayer, con el programa Bolivia Cambia Evo Cumple se entregaron 93 obras de infraestructura deportiva, colegios, salud, riego, desarrollo productivo y otros en la ciudad de Sucre, con 296.450.349 bolivianos.