BCB reporta que depósitos y créditos se incrementaron seis veces en 14 años

El presidente del BCB, Pablo Ramos (centro), en conferencia de prensa, hoy.
Foto: Abya Yala

 

José Guzmán/Cambio Digital

El Banco Central de Bolivia (BCB) reportó hoy que en los últimos 14 años los depósitos y créditos aumentaron en promedio seis veces, respecto al observado en 2005, según el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) de enero de este año.

Los datos del informe de la IEF señalan que en 2005 la cartera (crédito) de las Entidades de Intermediación Financiera (EIF) alcanzaba a Bs 26.879 millones, mientras que a marzo de 2019 esta cifra llegó a Bs 175.940 millones.

Con relación a los depósitos, Pablo Ramos, presidente del BCB, informó que en 2005 el monto se situó en Bs 28.527 millones de bolivianos, en tanto que al primer trimestre de 2019 se incrementó a Bs 177.996 millones.

El titular de la entidad financiera precisó que el crédito en el país mantuvo la dinámica positiva hasta alcanzar una cifra record en el primer trimestre de 2019. Agregó que los depósitos también crecieron pero con una tasa un tanto menor.

Según el informe la IEF, la base del crecimiento de los depósitos se sustentó en el dinamismo de los Depósitos a Plazo Fijo (DPF), que registraron a marzo de 2019 un monto de Bs 81.383 millones: y en las cajas de ahorro un importe de Bs 56.999 millones.

Asimismo, Ramos explicó que la expansión de los DPF fue liderada por el crecimiento de los depósitos de inversionistas institucionales, que representaron Bs 52.259 millones, y también de las personas naturales (Bs 60.340 millones).

“Con relación a los créditos, a marzo de 2019, los desembolsos del sistema financiero registraron una cifra récord con un monto de Bs 21.737 millones debido a la dinámica positiva de la actividad económica del país, en un contexto de continuidad de la orientación expansiva de la política monetaria”, señala un boletín de prensa institucional del BCB.

El Presidente del BCB añadió que la actividad de intermediación financiera fue impulsada por el crecimiento de la cartera destinada al sector productivo y de vivienda de interés social, en línea con la Ley de Servicios Financieros. “El crédito a las empresas del sector productivo creció en 20% y el crédito de vivienda de interés social en 25%”, destacó.