Alcalde Revilla se contradice sobre deslizamiento de 2017 en Alpacoma

El alcalde Luis Revilla sale de la Fiscalía de El Alto, luego de ofrecer su declaración por el deslizamiento en el relleno de Alpacoma.
Foto: APG

 

Cambio - Edición impresa
El alcalde de La Paz, Luis Revilla, se contradijo en su declaración ante la Fiscalía de El Alto y aseveró que el deslizamiento registrado en el relleno sanitario de Alpacoma en 2017 fue controlado “rápidamente”, versión distinta a la que dio al matutino Página Siete en febrero de este año cuando dijo que el estudio geológico de ese hecho demoró dos años.

“Sí, recuerdo haber sido informado el año 2017 de un deslizamiento puntual y específico en el relleno sanitario, que habría sido controlado rápidamente, pero que no se trató de la ruptura de alguna celda del relleno sanitario”, señaló Revilla, de acuerdo con la declaración que brindó en calidad de sindicado por el delito de atentado contra la salud pública.

Sin embargo, en febrero de este año el Alcalde de La Paz declaró a Página Siete que se realizó un estudio geológico del hecho de 2017, que demoró dos años y que este “establecía la presencia evidente de líquidos debajo”.

El burgomaestre fue convocado a declarar por el fiscal asignado al caso debido a una denuncia penal presentada por el alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja, por el deslizamiento de una celda del relleno sanitario de Alpacoma, ocurrido el 15 de enero, que derivó en una crisis ambiental.

Ante las preguntas: “Diga Ud. si el Siremu (Sistema de Regulación Municipal) hacía controles y evaluaciones técnicas del comportamiento que tenían las celdas del relleno sanitario Nuevo Jardín, en relación a los residuos sólidos (…)” y “Diga Ud. cuál era el protocolo que realizaban para el control de la empresa Tersa”.

Revilla respondió: “No tengo información en detalle. Lo que sé es que la empresa Tersa presenta al Siremu planes operativos anuales, en los que se describen el conjunto de actividades que semanalmente desarrollará con motivo de la operación del relleno sanitario”.

A continuación, el representante del Ministerio Público le cuestiona si Tersa advirtió del riesgo de un deslizamiento en el relleno de Alpacoma. 

“No conozco de otros incidentes o eventos que se hubieran reportado. En todo caso, es Siremu la entidad encargada de hacer esta supervisión a la empresa y asumo que se reportan a las autoridades superiores aquellos incidentes que revistan algún grado de importancia”, manifestó.

Sin embargo, más adelante, el Alcalde aclara que el Siremu responde a la Dirección de Empresas y Entidades, la que a su vez depende directamente de su despacho. 

“El Siremu es una entidad desconcentrada, que está bajo la coordinación de la Dirección de Empresas y Entidades. El actual director del Siremu es el Ing. Rubén Ledezma. Y la Dirección de Empresas y Entidades depende del despacho del Alcalde”, señaló.

El 15 de enero se produjo un desastre ambiental, según el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, por el deslizamiento de 200 mil toneladas de residuos compactados, además del vertido de lixiviados, que es producto de la basura en descomposición.

Alarmados, los vecinos de Achocalla bloquearon el acceso a ese relleno sanitario, de modo que los desechos que generó la ciudad de La Paz se acumularon en las esquinas de las calles.

 

El gerente de Tersa declarará la próxima semana

El fiscal de materia de El Alto, Ruddy Terrazas, asignado al caso, anunció que la declaración del gerente general de Tersa, Vladimir Gutiérrez, fue fijada para la próxima semana. 

Gutiérrez es sindicado, junto al alcalde de La Paz, Luis Revilla, por el delito de atentado contra la salud pública, debido al deslizamiento ocurrido el 15 de enero de 2019 en el relleno sanitario de Alpacoma. 

“Luego de la declaración del gerente de la empresa Tersa emitiremos otro tipo de requerimientos o incluso podríamos citar a otras personas, eso aún está en evaluación”, señaló el fiscal. 

Terrazas explicó que el proceso que sigue contra Revilla y Tersa no tiene nada que ver con la investigación que se realiza en la Fiscalía de La Paz sobre los contratos con esta empresa, pues se trata de dos delitos diferentes. 

También aclaró que en este caso se aguardarán los resultados de la auditoría ambiental que se realizará sobre el desastre.