Venezuela denuncia segunda muerte por bloqueo de EEUU

Foto: Archivo
Secretario del Consejo de Derechos Humanos.

 

TeleSUR - Edición impresa

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Venezuela (CNDH), Larry Devoe, denunció a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, el fallecimiento de un infante de siete años a raíz de la imposibilidad de recibir un trasplante de médula ósea, debido al bloqueo económico impuesto a Venezuela por parte del Gobierno de Estados Unidos.

“El niño fallecido tenía leucemia linfoblástica aguda, y es la segunda muerte de un infante en situación de espera de trasplante de médula ósea, debido a que este procedimiento se realiza por el convenio entre Venezuela e Italia, el cual fue suspendido tras las sanciones del presidente Donald Trump, que entorpece la cancelación de los pagos correspondientes”, acusó el funcionario venezolano.

Devoe destacó que el bloqueo económico establecido contra Venezuela generó la suspensión del convenio que sostenía la estatal petrolera Petróleos de Venezuela (PDVSA) con una red hospitalaria italiana con sede en Argentina, ente que se encargaría (en primera instancia) del tratamiento contra la leucemia linfoblástica que padecía el menor de edad.

Sanciones 
De acuerdo con las declaraciones del abogado Devoe, diversas empresas bancarias dejaron sin efecto las relaciones financieras que sostenían con PDVSA, en una suspensión valorada en casi 5 millones de euros, monto que estaba destinado a tratamientos para pacientes crónicos.

Entretanto, el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, hizo eco de la denuncia presentada por Larry Devoe, quien calificó el asedio estadounidense como una hecho criminal y lamentable.

Este es el segundo menor de edad que perece en espera de la reactivación de los acuerdos médicos internacionales que les permitían a pacientes crónicos recibir intervenciones quirúrgicas y tratamientos contra sus patologías. 

Las sanciones económicas y financieras que impone el Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela buscan agravar la situación económica y social del país sudamericano. Desde 2015 se intensificaron las sanciones que no solo afectan al gobierno del presidente Nicolás Maduro, sino que causan daños a la población más vulnerable de la sociedad.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció además que el Gobierno de Estados Unidos pretende aplicar sanciones contra los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa de distribución de alimentos subsidiados a las comunidades del país.

“El imperialismo quiere destruir el CLAP de tu familia, de la comunidad”, dijo el mandatario venezolano Nicolás Maduro durante la apertura I Feria de Innovación, Ciencia y Tecnología de la FANB 2019, desde el Círculo Militar, en Caracas.

La agencia Reuters reveló, citando fuentes anónimas de Washington, que el Consejo de Seguridad Nacional y los departamentos del Tesoro, del Estado y de Justicia de EEUU buscan aplicar en los próximos tres meses una nueva serie de acciones coercitivas contra efectivos militares, funcionarios civiles, empresas venezolanas y extranjeras relacionadas con el programa CLAP.

La excusa para sancionar nuevamente a Venezuela sería supuestos delitos de lavado de dinero. Los CLAP garantizan alimentos esenciales a más de siete millones de familias venezolanas.