Solo el MAS-IPSP definió perfil de candidatos

Foto: Archivo
Los jóvenes serán tomados en cuenta al momento de elaborar las listas de candidatos al Legislativo.

 

Fernando del Carpio Z.

Las elecciones generales se efectuarán el 20 de octubre y excepto el MAS-IPSP, que ya ha delineado la forma en que seleccionará a los candidatos al Legislativo, las otras ocho organizaciones políticas habilitadas esperan que se emita la convocatoria para tomar definiciones al respecto.

La alianza Comunidad Ciudadana (CC), conformada por el FRI y SOL.bo, que postula a Carlos de Mesa, y Bolivia Dice No (21F), liderada por el Movimiento Demócrata Social (MDS) y que lleva como candidato al senador cruceño Óscar Ortiz, son los que mayor actividad despliegan, y tienen presencia en los medios de comunicación.

Profesionales, empresarios y jóvenes sobresalientes serán invitados a formar parte de la lista de candidatos a diputados plurinominales y senadores por el MAS-IPSP, tal como lo resolvió el ampliado de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) del 10 de mayo.

El sociólogo Eduardo Paz Rada considera que esa decisión es importante porque el país es diverso y esa diversidad tiene que estar presente en las candidaturas y en sus representantes a la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Creo que eso va a generar una apertura y una inclusión que permite ver que es un proyecto nacional, que es lo que requiere el país y solo un proyecto nacional en el que estén todos los sectores va a tener también resultados positivos”, afirmó.

Sobre el desinterés que se manifiesta en la oposición, Paz Rada atribuye a la poca expectativa de tener espacios parlamentarios. “Como no hay expectativa se consideran minorías, tampoco generan las condiciones de poder incentivar a distintos sectores a participar”, opinó.

A esa situación, para el también docente universitario influye el que no tienen proyecto político nacional, por lo que “quedan muy desubicados en torno a qué representarían: un proyecto nacional o un proyecto político”.

‘UN NEGOCIO’
José Pimentel, exdirigente minero y expresidente de la Comibol, recuerda que en el período neoliberal se disputaban para ser candidatos al Legislativo, pero “para hacer negocios, nunca para ser los padres de la patria y gobernar para todos los bolivianos”.

Esa situación, según Pimentel, ha cambiado con el Proceso de Cambio y el liderazgo del presidente Evo Morales, desde el 22 de enero de 2006.

“Pienso que en estos 13 años el movimiento popular ha visto adscribirse a intelectuales, empresarios, jóvenes que se han comprometido con el Proceso de Cambio y vale la pena que se integren a instancias gubernamentales, lo que muchos lo han hecho. En todo caso, no podría ser un gancho para su adhesión al proceso o a una candidatura”, añadió.

En cuanto a la labor de la oposición en esta materia, Pimentel considera que van a articular candidaturas vendibles al electorado, “se mueven en función del marketing electoral y no precisamente por programas, es lo mismo que hicieron durante la época republicana, se inclinan por defender a los poderosos, al mercado, a la libre oferta y demanda, y a complacer a los amos del norte”.

Cuoteo
“Los partidos tradicionales, capitalizadores, privatizadores, relocalizadores, para ser diputado pedían que se pague 30 mil dólares y para entrar en el cinturón de seguridad había que pagar 50 mil dólares, para ser senador 100 mil dólares, entonces esa era una forma de asegurarse, se compraban los espacios”, manifestó Rolando Borda, secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz.

Para recuperar ese dinero, según el líder sindical cruceño, “vendían la patria, poniéndose al servicio de las transnacionales, aceptando que las leyes vengan en inglés, que los campos antiguos descubiertos por YPFB sean clasificados como nuevos para entregar a las empresas el 82% y dejarnos el 18%; recuperaban su inversión (para ser parlamentarios) con una sola firma”.

A diferencia de lo que ocurre en el Instrumento Político, los opositores, en opinión de Borda, “están en la repartija, en el cuoteo”. “Si no se ponen de acuerdo para eso, mucho menos para ofrecer un plan de gobierno alternativo al que tenemos”, opinó.
 

Tras lograr los dos tercios en la Asamblea Legislativa

El 20 de octubre, además del binomio presidencial, se elegirá a los 166 representantes titulares e igual número de suplentes a la Asamblea Legislativa Plurinacional —constituida por 36 senadores y 130 diputados— y nueve representantes ante organismos supraestatales, con igual número de sustitutos.

En las elecciones generales de 2014, el Movimiento Al Socialismo-Instrumento Por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) logró los dos tercios en ambas cámaras para el período 2015-2020, tiene 25 senadores (nueve Unidad Demócrata-UD y dos el Partido Demócrata Cristiano-PDC) y 88 diputados (32 UD y 10 PDC).

Con el fin de garantizar la gobernabilidad, el presidente Evo Morales dijo en el primer ampliado nacional de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) y la Central Obrera Boliviana (COB), efectuado en Quillacollo, Cochabamba, el 10 de mayo, que la tarea es ganar con dos tercios. “El deber es tener la mayor cantidad de asambleístas”, dijo.

Para la elección parlamentaria, recomendó el presidente Morales, se debe respetar la paridad, la equidad y la alternancia.

En esa línea, el vicepresidente del MAS-IPSP, Gerardo García, anunció que profesionales, empresarios y jóvenes sobresalientes serán invitados a formar parte de la lista a diputados plurinominales y senadores.

Mientras que los diputados uninominales serán elegidos en las circunscripciones y se definió que se aplique la alternancia, es decir que si el candidato en 2014 era varón, ahora será mujer, y viceversa.

El artículo 146 de la Constitución Política del Estado establece que en cada departamento se elige la mitad de diputados en circunscripciones uninominales y la otra mitad en circunscripciones plurinominales, de las listas encabezadas por los candidatos a presidente, vicepresidente y senadores.

Se anunció que los candidatos a asambleístas serán inscritos hasta la segunda quincena de julio, y se seleccionarán postulantes a escala departamental. Mientras que los supraestatales serán nominados por el presidente Evo Morales.

Por otra parte, se determinó que en la metodología de elección, tal como lo dijo el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, prevalecerá la honestidad, humildad y el respaldo de las bases. Las coordinadoras departamentales por el cambio identificarán a los mejores cuadros para la Asamblea.

“Lo que queremos es que el postulante sea transparente y que nazca desde las bases, sean asalariados o no, que no aparezcan apadrinados y que las Codelcam no se constituyan en la instancia de selección de cuates”, añadió Huarachi.