Ley Helms-Burton contraviene la Carta de la ONU

Foto: Archivo
El embajador cubano Humberto Rivera en la ONU.

 

La condena contra la Ley Helms-Burton impuesta por Estados Unidos contra Cuba crece en todo el mundo, pues su aplicación contraviene la Carta de la ONU y los preceptos del derecho internacional. Así expuso el embajador cubano Humberto Rivera en una reciente reunión del Grupo de los 77 más China, y ofreció detalles sobre las consecuencias de esa legislación norteamericana.

Desde el 2 de mayo, con la activación de los títulos III y IV de la Ley Helms-Burton, Washington puso en vigor nuevas medidas agresivas contra Cuba, como parte de su política de recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene desde hace 57 años, recordó.

La Ley Helms-Burton procuró universalizar la aplicación extraterritorial del bloqueo mediante el uso de presiones ilegales de Estados Unidos contra terceros países, sus gobiernos y sus empresas, explicó.

Asimismo —añadió— persigue asfixiar la economía cubana y, según su propia letra, busca imponer un gobierno que responda a sus intereses.

Pese a que la medida fue aprobada en 1996, todas las administraciones estadounidenses habían suspendido la aplicación de sus títulos III y IV, debido a los daños que ello ocasionaría a los intereses corporativos de ese país y la fuerte oposición de la comunidad internacional a su implementación, recordó el diplomático cubano.