Macri y Bolsonaro, en busca de un mundo que ya no existe

Foto: EBC
Ambos presidentes ofrecen una declaración conjunta.

 

Telma Luzzani / Sputnik

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se reunió en Buenos Aires con su par argentino, Mauricio Macri, en lo que fue su primera visita oficial. Ambos defendieron un polémico acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. Para la economista Mercedes Marcó del Pont, esta apuesta representa “una integración pasiva a un mundo financiarizado”.

En su primera visita a Argentina, y en medio de protestas que rechazaban su presencia en el país, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se reunió con su homólogo Mauricio Macri. Ambos centraron su encuentro entre un posible acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea (UE). “En realidad buscan degradar el Mercosur. En el comunicado conjunto subyace la idea de una unión aduanera e ir flexibilizando compromisos que eran para avanzar en una cooperación más complementaria. Macri y Bolsonaro siguen hablando de la necesidad de insertarse en un mundo que ya no existe. Bajar aranceles es una integración pasiva a un mundo financiarizado. Todos los días tenemos señales de un repliegue de la globalización comercial”, consideró Mercedes Marcó del Pont, economista y expresidenta del Banco Central de Argentina, entre 2010 y 2013.

Marcó del Pont señaló además que un potencial acuerdo comercial entre el Mercosur y el bloque europeo afectaría seriamente al sector industrial de Argentina y Brasil, los socios más grandes.

Posibles escenarios 
La titular de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) opinó sobre los posibles escenarios que se abren para la economía argentina en un año electoral. “El paso previo a cualquier proyecto sustentable de crecimiento debe ser plantear el objetivo de transformar nuestra estructura productiva en un contexto muy adverso. De hecho, las exportaciones de América Latina están cayendo. Vamos a tener que contar con una política comercial que cuide nuestro mercado interno y una sustitución eficiente de las importaciones”, afirmó Marcó del Pont.

“Hay mediciones sobre el impacto de un acuerdo de esta naturaleza, que sigue la agenda de la Unión Europea, porque el Gobierno argentino fue cediendo en la preservación de todos nuestros intereses. Sería el tiro final para el desarrollo industrial y la investigación científico-tecnológica. No se ha generado conciencia en cómo estos acuerdos bilaterales, con sus enormes asimetrías, impactan en nuestra industria y en nuestras economías regionales”, sostuvo.

“El acuerdo de libre comercio entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE) será firmado en las próximas semanas”, afirmó el presidente de Argentina, Mauricio Macri, en un almuerzo que ofreció a su homólogo de Brasil, Jair Bolsonaro, de visita en Buenos Aires.

“En breve se darán hechos históricos como posiblemente sea, en algunas semanas, la firma del acuerdo Unión Europea-Mercosur”, afirmó el mandatario desde el Museo Casa Rosada, colindante con la sede del Ejecutivo.

Los dos gobernantes comparten la visión de que, después de 30 años, no solo hay que “profundizar y dar una mayor dinámica a la integración (Mercosur), sino que sea la base en la que nos apoyemos para la inserción global que necesitan nuestros países”, puntualizó el mandatario argentino.

 

MERCOSUR Y UE NEGOCIAN HACE 20 AÑOS

El bloque de países sudamericanos y la UE discuten desde 1999 la posibilidad de firmar un acuerdo comercial, pero el diálogo quedó bloqueado entre 2004 y 2010, y se retomó en 2016.

El acuerdo entre la UE y el Mercosur fue uno de los temas que abordaron Macri y Bolsonaro durante la reunión que sostuvieron el jueves en la sede de gobierno.

A su turno, el Jefe de Estado brasileño valoró que su primera visita a Buenos Aires permita avanzar en asuntos comerciales, de negocios y de integración. También recalcó la posibilidad de construir dos hidroeléctricas en la frontera entre ambos países.

 

CLARO RESPALDO A LA REPOSTULACIÓN DE MACRI

Como ya sucedió durante la declaración a la prensa que ofrecieron horas antes desde la Casa Rosada, Bolsonaro volvió a insistir en que los argentinos “voten con la razón y no con emoción” en las elecciones generales del 27 de octubre.

Durante su disertación, Bolsonaro señaló también que la región debe combatir “el tema ideológico”, pues las ideologías “pueden hacer perder la libertad”, en un claro apoyo a la reelección del mandatario argentino.

Los presidentes de Brasil suelen realizar su primer viaje a Buenos Aires después de tomar posesión de su cargo en señal de la amistad entre ambos países y para subrayar la importancia de los lazos comerciales.