Revilla está en aprietos y su socio, en silencio

 

El alcalde Luis Revilla, socio menor de la alianza  política de Carlos de Mesa, se encuentra en aprietos (otra vez) ante la proximidad del plazo fatal para el cierre del relleno de Alpacoma, la incertidumbre sobre el nuevo botadero y ante denuncias de un diputado opositor que presentó planillas de pago de viáticos y pasajes a empleados ediles por parte del programa privado “Yo soy mi primer amor”, que dirige la esposa del burgomaestre. 

En el primer frente, de la basura, Achocalla dio un plazo hasta el 18 de junio —este martes— para el cierre definitivo del relleno sanitario. Es decir que faltan solo cuatro días para la fecha límite y la población está en la incertidumbre sobre el nuevo botadero que albergará los residuos producidos en la urbe paceña. 

Esta incertidumbre se convierte en temor a medida que pasan los días, ya que los paceños tienen fresco en la memoria el sufrimiento en las semanas en que la basura se amontonaba en las esquinas de calles y avenidas. 
Los desperdicios permanecían junto a los olores nauseabundos, las ratas y otros vectores, con el consiguiente riesgo para la salud de los habitantes.  

Este temor se activó desde que el 15 de enero se produjo el deslizamiento de una celda del relleno de Alpacoma, lo que dejó a la intemperie 200 mil toneladas de basura y 10 millones de litros de lixiviados (líquidos en descomposición) en unas 10 hectáreas.

Este desastre ambiental de magnitud se tradujo en un bloqueo de los pobladores de Achocalla, lugar cercano al relleno, que no querían el ingreso de residuos para evitar más consecuencias. 

Esta calamidad desnudó relaciones incestuosas entre el operador político de SOL.bo y concejal Fabián Siñani y la empresa Tersa, encargada del relleno, mediante la asesora de dicha empresa que resultó ser esposa del concejal paceño, hoy detenido.

Tuvo que intervenir directamente el presidente Evo Morales para que los pobladores de Achocalla levanten su bloqueo de Alpacoma. Sin embargo, los pobladores dieron un plazo al alcalde Luis Revilla hasta abril para que cierre del relleno sanitario. 

El burgomaestre anunció luego que el nuevo botadero estaría en el sector de Patapampa, pero el rechazo vecinal y la existencia de vertientes, bofedales y la cercanía de afluentes de agua para La Paz hicieron abortar el proyecto.

Tras ello, Revilla pidió un nuevo plazo hasta el 18 de junio para cerrar definitivamente el relleno sanitario que se deslizó y causó el desastre ambiental. Ese plazo se vence en cuatro días.

Ayer, el Alcalde pidió por tercera vez a Achocalla que amplíe el plazo para depositar la basura.

Sin embargo, días antes, Revilla acusó al burgomaestre de Achocalla de sabotaje en el deslizamiento de Alpacoma, incluso se mencionó que una explosión habría causado la rotura de una de las celdas del relleno. Estas acusaciones fueron rechazadas por la autoridad edil de Achocalla, quien incluso anunció un juicio por difamación y calumnia contra Revilla. 

Este clima de tensión entre dos municipios vecinos siembra incertidumbre sobre si Achocalla hará respetar el plazo fatal del martes o aceptará seguir recibiendo la basura en Alpacoma. 

A este problema se suma otro que también involucra a la gestión municipal de Revilla y de SOL.bo. 

El diputado opositor Rafael Quispe presentó documentos de pago de viáticos, pasajes y gastos irregulares a favor de funcionarios de la Alcaldía de La Paz vinculados al programa “Yo soy mi primer amor” que dirige Maricruz Ribera, esposa del alcalde Luis Revilla.

Quispe exigió a Carlos de Mesa, aliado político de Revilla, asumir una posición clara ante ese hecho y no “socapar” la corrupción, según ABI. 

De Mesa se apartó de Rubén Costas tras el escándalo de corrupción de José María Leyes, pero optó por el silencio ante las denuncias contra Siñani (caso Tersa) y contra el programa “Yoy soy mi primer amor”.

 

El diputado opositor Rafael Quispe exigió a Carlos de Mesa, aliado político de Revilla, asumir una posición clara ante ese hecho y no “socapar” la corrupción.