Evo: No quiero ser el mejor presidente sino el presidente de la mejor Bolivia

El presidente Evo Morales entrega los diplomas de egreso a los nuevos profesionales.
Foto: R. Martínez Candia

 

Redacción central / Cambio - ABI - Edición impresa
El presidente Evo Morales destacó que la Universidad Indígena Quechua Casimiro Huanca (Unibol Quechua) del municipio de Chimoré, Cochabamba, es la mejor entidad académica del movimiento indígena del país. 

“Unibol Quechua, gracias a su rector y docentes, para mí es la mejor universidad del movimiento indígena que tenemos hasta ahora”, dijo en un acto de graduación de los estudiantes de esa casa de estudios superiores.

Morales resaltó que esa entidad académica quechua graduó este año a 159 técnicos, nuevos profesionales y posgraduados, al servicio del país.

“Hoy estamos participando en la promoción de 159 profesionales, algunos técnicos superiores, otros licenciados y otros con maestría”, indicó. 

Agregó que la Unibol Quechua está inmersa en la realización de prácticas para su autofinanciamiento, mediante proyectos ejecutados por sus estudiantes, entre ellos, labores piscícolas.

“Estaban informando que, promedio, mensualmente se genera como 20 mil a 40 mil bolivianos. Se genera sus propios recursos económicos. Felicidades”, manifestó el Jefe de Estado en el acto realizado en el trópico de Cochabamba.

Morales sostuvo que se espera que la Unibol Quechua sea un modelo de universidad para el servicio del pueblo y las familias más pobres.

“Nuestra lucha, la lucha orgánica, la lucha política, siempre será para las familias más humildes y tenemos este resultado. Esperamos que esté también así la universidad aymara o guaraní”, agregó.

El Jefe de Estado demandó que los nuevos profesionales de la universidad quechua estén “siempre al servicio del pueblo de Bolivia”, y agregó que “no quiero pasar a la historia como mejor presidente de Bolivia, quiero ser el presidente de la mejor Bolivia en nuestra historia y esa historia la estamos haciendo juntos”.

El 2 de agosto de 2008 se crearon las universidades indígenas del país: la Universidad Quechua Casimiro Huanca, la Aymara Túpac Katari, y de tierras bajas Apiaguaiki Tumpa.

Se trata de un proyecto para recuperar la historia, la cultura, la lengua y lanzar adelante lo que el presidente Evo Morales planteó como un objetivo histórico: la liberación científico tecnológica de Bolivia con identidad propia.