Colombia da un duro revés a Argentina

Lionel Messi intentó, pero solo no pudo llevar a Argentina a la victoria.
AFP

Salvador / AFP

Colombia rompió ayer con 20 años de paternidad de Argentina en la Copa América al imponerse 2-0 en el debut de ambas selecciones en Brasil-2019, en la primera fecha del Grupo B, un nuevo golpe para Lionel Messi vestido de albiceleste.
Los delanteros Roger Martínez, a los 71 minutos, y Duván Zapata, a los 86, marcaron los goles cafeteros.
La victoria representa para el combinado colombiano, en el inicio de la era Carlos Queiroz en un torneo oficial, romper con 20 años sin triunfos ante la Albiceleste en Copa América.
Argentina, por su parte, llegó a Brasil con la obligación de borrar las frustraciones de las finales perdidas en Chile-2015 y Centenario-2016 en Estados Unidos, ambas ante La Roja, y saldar una deuda de 26 años sin títulos, desde la Copa América de Ecuador-1993.
Apenas corrió la pelota, Argentina se hizo a ella con un control efectivo, provocando el repliegue de Colombia, que en cinco minutos de juego ya había ofrecido dos tiros de esquina.
Sometida, Colombia trató de quitarse de encima a Argentina con un primer contragolpe a los 10 minutos, pero la mala fortuna apareció para los de Queiroz cuando Luis Muriel cayó al piso agarrándose con dolor la rodilla izquierda. En su lugar entró Roger Martínez, que le dio otra dinámica al ataque colombiano.
¿Y Messi? El ‘10’ albiceleste no la vio en la primera parte. Barrios, el exboquense, se lo comió con guapeza encimándolo y robándole la pelota, mientras que Agüero iba de un lado para otro y Di María ni entraba en el circuito de juego.
Con Messi fuera de acción y Argentina sin encontrar un cambio de ritmo, Colombia se acercó al arco de Armani con Falcao en dos acciones, pero fue incapaz de traducir en goles.
Esos primeros minutos del complemento fueron lo mejor de Argentina en el partido, porque la figura de Messi entró en circulación asumiendo su rol de armador y Colombia, como al inicio del encuentro, replegado y pasando apuros.
Pero Argentina se permitió un tímido pestañeo a los 71 minutos y el equipo de Colombia lo capitalizó en gol.
Un cambio de frente de James a Roger Martínez tomó descompensado a Argentina en defensa. El ‘azteca’ recibió en la izquierda, quebró la marca de Saravia y sacó un riflazo de derecha imposible para Armani.
Un gol devastador para la Argentina de Messi cuando mejor jugaba y que terminó de sumirla como en la inicial, porque luego Duván Zapata, a los 86, la enterró con el 2-0 rematando a boca de arco un pase de Martínez.