Bolivia aprovecha solo el 1,5% de su potencial hidroeléctrico

La planta de la hidroeléctrica San José 2, en el municipio de Colomi, Cochabamba.
Foto: Diego Valero

 

M.C.M. / Cambio - Especial edición impresa

El potencial hidroeléctrico del territorio boliviano alcanza a cerca de 45 mil megavatios (MW); sin embargo, solo se aprovecha cerca del 1,5%, que representa aproximadamente 700 MW.

Así informó el presidente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) Corporación, Joaquín Rodríguez, en una entrevista con la red Patria Nueva, en septiembre de 2018. 

“Hemos terminado, no hace mucho, un estudio sobre el potencial de nuestro país, el cual determinó que este supera los 40 mil megavatios. Estamos hablando de 45 mil megavatios que tendríamos en potencial hidroeléctrico, del cual aprovechamos apenas un poco más del 1,5%”, dijo.

La CAF —Banco de Desarrollo de América Latina— presentó en junio de 2018 un análisis sobre el potencial hidroeléctrico del país. El estudio establece que si se desarrollan solo 10 proyectos, de 216 identificados, se podría generar 1.500 MW; es decir, casi el total de la demanda nacional actual.

De acuerdo con Rodríguez, Bolivia impulsa proyectos en regiones fronterizas, como el caso de Brasil, donde está en curso un estudio sobre el potencial del río Madera y sus afluentes, el cual podría generar unos 7.000 MW.

Centro energético

En reiteradas oportunidades, el presidente Evo Morales manifestó que el Estado boliviano está preparado para convertirse en el centro energético de Sudamérica, y para esto prevé generar 6.000 MW de excedente de electricidad en los siguientes años para la exportación.  

El Jefe de Estado mencionó que el Gobierno busca posicionar al país como el centro energético regional mediante las centrales hidroeléctricas y los proyectos de generación de energías alternativas.

“Cuando llegamos al Gobierno la demanda redondeando estaba en 700 megavatios, ahora ha crecido a (más de) 1.500 megavatios. Los primeros años tuvimos problemas, pero también saludo a los expertos, a los empresarios que nos han pedido reuniones de emergencia para acelerar la inversión para que no falte energía, hemos cumplido”, señaló.

Según los datos de ENDE Corporación, la oferta eléctrica nacional actualmente es de 2.300 MW, la demanda interna alcanza a 1.511 MW, por lo que se registra un excedente o reserva de 789 MW.

Bolivia se prepara para exportar los excedentes de energía eléctrica a cuatro países de Sudamérica. A la Argentina prevé enviar los primeros 120 MW este año, mientras que con Brasil se suscribió en marzo un convenio de estudio, además avanzan las negociaciones con Perú y Paraguay.

Brasil destaca la capacidad energética nacional

La brasileña Eletrobras realzó en marzo de este año el potencial hidroeléctrico de Bolivia y manifestó su interés en adquirir los excedentes que se generen en el territorio, en el marco de la suscripción del contrato con ENDE para el estudio de interconexión energética entre ambos países.

“Bolivia tiene un gran potencial hidroeléctrico que con certeza será bueno para exportar una parte de sus excedentes de generación (de energía), así como para Brasil será benéfico tener la posibilidad de utilizar esos excedentes como ya hacemos con Paraguay”, apuntó el superintendente de Eletrobras, Pedro Luis de Oliveira.

Importante

El presidente del Estado Evo Morales inauguró el fin de semana pasado en el municipio de Colomi, Cochabamba, la hidroeléctrica San José 2, que junto con la central San José 1 (entregada el 18 de enero de 2018) aportará 124 MW al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

La representante de la CAF en Bolivia, Gladis Genua, destacó la implementación de la hidroeléctrica San José 2 porque generará energía limpia —sin dañar el medio ambiente— y beneficiará a miles de familias, empresas, industrias y sectores que mueven la economía.