Sur peruano quiere gas boliviano por su bajo precio

Alcalde de la Municipalidad Provincial de Ilo, Gerardo Carpio Díaz.
Foto: Juan Cori /Cambio

 

Por Juan Cori, enviado especial/Ilo, PERÚ/(ABI, CAMBIO)

El alcalde de la Municipalidad Provincial de Ilo, Gerardo Carpio Díaz, saludó este martes el acuerdo firmado entre Bolivia y Perú para avanzar en la construcción de un gasoducto que provea de combustible a las poblaciones del sur peruano por su bajo costo respecto a la tarifa local.

"Acá en Perú un balón (garrafa) de gas son 39 soles (78 bolivianos), allá en Bolivia cuesta más o menos de ocho a 12 bolivianos el gas domiciliario, entonces eso significa que es más o menos a cuatro soles, entonces imagínate cuánto es el beneficio", indicó la autoridad.

El punto número 12 de la Declaración de Ilo, firmada por los presidentes Evo Morales y Martín Vizcarra en el marco del Encuentro Presidencial y V Gabinete Binacional, incluye la interconexión gasífera entre los dos países.

En efecto, el documento refiere que los presidentes "destacaron la importancia de fortalecer la integración energética entre Bolivia y el Perú, con el firme compromiso de impulsar la interconexión del gasoducto Bolivia - Perú con el gasoducto al Sur (Proyecto peruano SIT Gas, que se desarrolla para llevar gas natural a las regiones del sur del Perú), a fin de permitir la futura exportación de GNL procedente de Bolivia, a través del puerto de Ilo a los mercados de Asia".

Carpio dijo que con el proyecto se suministrará de gas a las poblaciones y además impulsará la actividad productiva de la Municipalidad Provincial de Ilo.

"Tenemos dos importantes industrias, una planta de energía eléctrica que ahora tiene cuatro reactores parados porque el combustible es muy caro, entonces cuando llegue gas se va a mover todo, se va a dinamizar. Hay otra planta que es la fundición y la refinería que también funciona con petróleo y si ingresa gas todo se transformaría. Entonces la demanda sería altísima", aseguró la autoridad.

De acuerdo con Carpio, el ducto podría consolidarse en unos dos años porque la "distancia con Bolivia es corta, estamos hablando de unos 800 kilómetros".

Los gobiernos también "manifestaron la voluntad de implementar un proyecto de comercialización de GLP para abastecer a poblaciones peruanas de la zona Sur de la República del Perú, a precios competitivos para el consumidor final, con la participación de la empresa estatal boliviana YPFB, asociada o por si sola".

jc/clm             CAMBIO