Gobierno entrega viviendas en El Alto a 10 familias afectadas por deslizamiento

Una de las familias beneficiadas posa frente a uno de los bloques del condominio Wiphala.
Foto: AEVivienda

 

José Guzmán/Cambio Digital

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, entregó hoy 10 departamentos en el condominio Wiphala, ubicado en El Alto, a familias que fueron afectadas por el deslizamiento ocurrido el 30 de abril en la zona de Bajo Llojeta de la ciudad de La Paz.

“Es duro perder una casa, se pierden años de trabajo, se deja parte de la vida en esa vivienda. Pero nunca van a estar solos, su gobierno, su país, nos los van a abandonar. Sabemos que estos departamentos que les entregamos no son igual a sus casas, pero al menos tendrán un techo, una cocina, un cuarto, una sala, con todos los servicios, para que no comiencen de cero”, dijo el dignatario a los beneficiarios durante el acto de entrega que se realizó en una de las nuevas viviendas.

Los departamentos son de 81,69 metros cuadrados y tienen tres dormitorios, una sala-comedor, cocina, baño y lavandería; además que cuenta con servicios de luz, agua y gas domiciliario. El costo de cada hogar es de $us 35 mil, sin embargo los damnificados que perdieron sus casas los reciben gratuitamente.

García Linera aseguró que no se abandonará a las familias que continúan en el campamento y que aún no han podido concretar los trámites para acceder a un hogar del Estado.

“Hay familias que siguen en el campamento, no abandonaremos a ninguna. En los siguientes días entregaremos otras viviendas en la zona Mecapaca (en el condominio Pacha, La Paz)”, señaló.

El viceministro de Vivienda y Urbanismo, Javier Delgadillo, indicó a Cambio Digital que 12 familias más se beneficiarán en dicho condominio la siguiente semana.

“Desde el 6 de mayo hasta la fecha 49 familias damnificadas por el desastre fueron restituidas a nuevos hogares en los condóminos Wiphala y Pacha”, aseveró.

El 30 de abril un deslizamiento que se produjo al mediodía en la zona Bajo Llojeta destruyó al menos 68 casas y afectó a aproximadamente 180 familias.