Hoy, una reunión electrizante

Eduardo Villegas, técnico de la Selección nacional.
Foto: Cambio

 

La Paz / Cambio

Hoy se verán las caras en Potosí el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, y el entrenador de la Selección nacional, Eduardo Villegas. Habrá muchas preguntas, de los dos lados. No es buena la relación porque hay descontento en el dirigente por la mala campaña del equipo en la Copa América de Brasil 2019.

Esta reunión (del Comité Ejecutivo de la FBF) con el seleccionador debía realizarse la semana anterior, pero fue diferida porque el dirigente estuvo delicado de salud.

Villegas tiene su informe listo. Lo presentará, y al mismo tiempo explicará su planteamiento: en Brasil dio inicio al proceso de recambio de generación para las Eliminatorias del Mundial Catar 2020.

La dirigencia tiene varias interrogantes: ¿por qué llevó a la Copa América un equipo sin experiencia y desconectado en su juego? ¿Por qué no se vio una identidad futbolística, aunque sea básica? ¿Por qué dejó a algunos jugadores ‘seleccionables todavía’ que pudieron rendir mejor o ayudar al joven grupo a tener cierta solidez en cancha? y ¿por qué la Verde solo se defiende, no ataca o no sabe cómo hacerlo...?, entre otras.

Villegas tiene también sus interrogantes: ¿por qué Salinas creó irritación en los seleccionados al hablar de premios (que “los jugadores piensan más en dinero que en la casaca de la Selección”)?, ¿por qué la dirigencia lo critica hoy cuando sabía que él solo siguió su plan de trabajo, de comenzar el proceso para las próximas Eliminatorias?, y ¿por qué hablan hoy de su posible salida...?
Según el entrenador, nadie le dijo que se iría por la magra campaña en la Copa, así que considera que lo que se publica en los medios de prensa “es solo especulación”.

Sin embargo, Villegas se encontrará hoy con un ambiente de disconformidad por su labor. De los siete miembros del Comité Ejecutivo de la FBF, más de la mitad tiene sus reparos por la forma cómo está trabajando con la Selección. Los otros siguen apostando por la continuidad y que se le debería dar un tiempo más al proceso que inició hace poco (en febrero).

Lo más probable es que la reunión de hoy sirva para limar diferencias y que Villegas siga en el cargo, pero con algunas “sugerencias” y “condicionamientos”.

Se le recomendará que no debe insistir mucho con su esquema defensivo porque así se correrá el peligro de que ni en casa se pueda ganar.
También se le pedirá que vea a otros jugadores que son seleccionables, más allá de la edad que tengan.