El encuentro de dos líderes

 

Mientras los candidatos de la oposición se retan a debate entre ellos sin tener estructurado su programa de gobierno (Óscar Ortiz pidió polemizar con Carlos de Mesa), el presidente Evo Morales sostendrá hoy un encuentro con Vladímir Putin, presidente de Rusia, con quien fortalecerá la relación energética y comercial estratégica.

El Jefe de Estado visitó ayer Surinam y recibió el Collar de la Orden de Honor Estrella Amarilla, la máxima distinción de ese país, en reconocimiento a su liderazgo regional y los logros económicos y sociales en Bolivia.

“Le felicito sinceramente por su liderazgo en cuanto al proceso de cambio positivo en su país. Le aplaudo sus logros relacionados a la inclusión de su pueblo”, dijo a Morales el presidente de Surinam, Desiré Delano Bouterse, según informó la agencia ABI. 

Bolivia y Surinam acordaron eximir la visa del pasaporte para ingresar a ambas naciones, decisión que fue calificada por Morales como el inicio de la ciudadanía sudamericana.

Tras esa visita, Evo se reunirá hoy con el Presidente de Rusia, el país más extenso del mundo y una potencia global que cuenta con más de 146 millones de habitantes.

Morales y Putin repasarán la nutrida agenda bilateral, los resultados de la presencia de Gazprom en Bolivia (y su incursión en el campo hidrocarburífero boliviano) y los trabajos de Rosatom (que instala el primer Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Nuclear en El Alto, que tiene una inversión superior a los $us 300 millones). 

Además, ambas naciones verán la posibilidad de exportar carne boliviana a Rusia y analizarán los trámites para que nuestro país sea observador de la Unión Económica Euroasiática (UEE).

Esta manera de ejercer la diplomacia internacional por parte de Morales se evidenció el 25-6-2019 con la firma de 12 acuerdos y 92 compromisos con Perú, que incluyen el diseño de un megapuerto en Ilo para facilitar las exportaciones bolivianas, el estudio de factibilidad para el Corredor Ferroviario Bioceánico, gas para ciudades peruanas, la llegada de Entel al país vecino, entre otros aspectos.

Con Paraguay, Morales impulsó la suscripción de 16 acuerdos bilaterales (en medio ambiente y recursos hídricos transfronterizos; seguridad y defensa, etc.) y seis convenios empresariales. 

Esta presencia internacional boliviana, mediante el Jefe de Estado, se suma a la reunión que tuvo lugar en abril con el presidente argentino, Mauricio Macri, con quien relanzó las relaciones bilaterales de hermandad y selló acuerdos en materia de electricidad, comercialización de gas natural, construcción de tres hospitales para medicina nuclear, entre otros convenios. 

En marzo, Morales se reunió con el mandatario de la India, Shri Ram Nath Kovind, quien preside el séptimo país más extenso del planeta y uno de los más poblados. Ambas autoridades firmaron ocho acuerdos bilaterales y pusieron en marcha la primera fase de inversiones empresariales por $us 32 millones.  Además, India otorgó a Bolivia un crédito de $us 100 millones para instalar una industria de medicamentos contra el cáncer. 

Por otro lado, Evo fue el único mandatario latinoamericano invitado a la Novena Reunión Anual de Inversiones, en los Emiratos Árabes Unidos. Tras su encuentro con inversionistas de China, Rusia y Europa, Morales propuso un centro de conexión aeroportuario en la ciudad de Santa Cruz para integrar Sudamérica con el mundo, y la industrialización del litio. 

El Jefe de Estado también se entrevistó con su similar de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, con quien afianzó una relación comercial que llegará a $us 500 millones. Turquía donará al país 18 máquinas procesadoras de quinua, además de un quirófano para trasplante de riñones. 

Las anteriores son solo algunas aristas de la diplomacia internacional que lleva adelante el presidente Morales, que hoy se encuentra en Rusia. 

 

El presidente Evo Morales sostendrá hoy un encuentro con el mandatario de Rusia, Vladímir Putin, con quien fortalecerá la relación energética y comercial estratégica.