Una linda noche celeste de homenajes

El saludo de Jorge Hirano y William Ferreira, dos generaciones.
Foto: Jorge Hirano

En un acto emotivo, el club Bolívar realizó anoche su sesión de honor por su 94 aniversario de fundación y condecoró a siete personas que aportaron a la institución, entre jugadores, entrenadores y dirigentes.

La ceremonia fue llevada adelante por el directorio de la Academia, encabezado por el presidente Guido Loayza, en instalaciones del Club La Paz.

Más de un centenar de socios e hinchas estuvieron en la ceremonia, quienes primero disfrutaron de un video con el repaso de la historia del club y de imágenes de los homenajeados.

Fueron distinguidos cinco exjugadores, el delantero peruano de ascendencia japonesa Jorge Hirano, el centrodelantero uruguayo William Ferreira y los mediocampistas Carlos Fernando Borja y Wálter Flores. 

No pudo estar presente en el acto, pero recibirá la distinción el delantero beniano Jesús Reynaldo, quien sufrió una descompensación de salud en una escala que hizo en Cochabamba, procedente de Trinidad.

Los futbolistas recibieron la Condecoración en el Grado Mario Mercado, al igual que el extécnico argentino Jorge Carlos Habegger, quien fue ovacionado.

El otro homenajeado fue el dirigente Lothar Kerscher, quien recibió la condecoración en el Grado Simón Bolívar. Lleva 51 años de trabajo en Bolívar y actualmente es fiscal general.

 

LOAYZA SE DESPIDE 

Guido Loayza destacó que la sesión de honor y reconocimiento a personalidades de Bolívar “por su aporte al club se convirtió en tradicional y es un ritual”, desde 2008.

Señaló que esta será la última vez que realiza el acto como presidente del club, porque a finales de este año se cumplirá su gestión y pasará el mando a otro dirigente. Loayza rememoró que se vinculó en 1986.

Mencionó que en 1989 estuvo como dirigente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y que entre 1992 y 1994 presidió esa entidad.

Contó que después dejó la dirigencia para dedicarse a su profesión y que en 2008 volvió a este ámbito para asumir la presidencia de Bolívar, como parte de un proyecto para salvar al club, junto con el empresario Marcelo Claure.

Hizo un repaso de los títulos que ganó Bolívar (15) y dijo que una deuda son las oficinas para el club en el edificio Mario Mercado y un estadio nuevo en la zona de Tembladerani.

“Las oficinas serán entregadas en menos de un año y el estadio será una realidad antes del centenario del club”, afirmó.